Aunque, eso sí, experimentó una subida interanual del 4% en el trimestre anterior. El coste por hora trabajada no experimentó variación en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2016, tras experimentar una subida del 4% en el trimestre anterior, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste por hora trabajada retrocedió un 0,1% en tasa interanual, en contraste con el aumento del 0,5% del trimestre anterior. Por su parte, la tasa de variación trimestral (tercer trimestre de 2017 sobre segundo trimestre) se situó en el -0,3% una vez eliminado el efecto calendario y la estacionalidad. Sin tener en cuenta el ajuste estacional y de calendario, la tasa trimestral es del 3,3%, debido, fundamentalmente, al menor número de horas trabajadas por el periodo vacacional respecto al segundo trimestre. España compite entre otras cosas gracias a costes laborales bajos. Y lo peor es que los impuestos laborales no son bajos: los bajos son los salarios netos. Andrés Velázquez [email protected]