El viaje oficial de Reuvén Rivlin se prolongará hasta el miércoles con su visita a Toledo. Para las organizaciones pacifistas, el viaje del presidente israelí, Reuvén Rivlin, a España junto con 40 empresarios tiene un fin tan claro como censurable: "firmar contratos de guerra y de ciberseguridad con firmas españolas". En cualquier caso, uno de los actos de la visita oficial que ha provocado un mayor rechazo es la entrega de la Llave de Oro de Madrid. Los pacifistas no están de acuerdo con la decisión de Manuela Carmena y han convocado una concentración este lunes al mediodía en la puerta del Ayuntamiento de la capital, coincidiendo con el acto. "No entregues las llaves de la ciudad a unas manos manchadas de sangre", señalan estos colectivos en una carta abierta publicada en Facebook. Ciertamente, Rivlin no manda tanto como el primer ministro, Benjamín Netanyahu, pero su visita de Estado ha provocado todo tipo de reacciones. Andrés Velázquez [email protected]