Con 737.000 millones de euros en activos gestionados. La tendencia hacia lo grande -más bien hacia lo monstruoso- también se ve en las gestoras de fondos. La tendencia es esa: cuanto más volumen de activos gestionados, mejor, aunque ni mucho menos se cumple en el sector. Da lo mismo: burro grande, ande o no ande. Así, Aberdeen y Standard Life han anunciado este lunes su fusión, con la que crean una gestora con unos 737.000 millones de euros en activos gestionados. Pensarán que es mucho dinero y lo es, pero están lejos de los más de 4 billones gestionados por Blackrock o de los 3 billones de Vanguard, las dos firmas más grandes del mundo. La nueva gestora, con sede en Escocia, presencia en 50 ciudades y clientes en 80 países, puede ser un éxito, pero su tamaño no lo garantiza. Pablo Ferrer [email protected]