• El amor no es eso que empieza, y acaba, en la cama.
  • Amor es donación.
  • Y el enamoramiento no es irresistible, al menos entre los seres humanos.
  • Pero tampoco es esa racanería cutre de la fiesta de San Valentín.
  • También están los de Podemos, que no aman, sólo "follan".
Mi kioskero me informa de que ha vendido muchos números de la última edición de la revista Hola. Por San Valentín, la revista de las revistas del corazón regala unos bombones de una conocida marca de dulces. Y dice mi kioskero que algunos de sus clientes le han comprado el Hola a su mujer y han cogido los bombones "para regalárselos el día 14 por San Valentín". Muy cutre y poco romántico. Al parecer, el personal no se toma muy en serio esta festividad del amor, un invento comercial para que las grandes superficies vendan más. Me explico: estamos en que el amor no es eso que empieza, y acaba, en la cama. Estoy convencido de que la inmensa mayoría de los hispanos no están de acuerdo en esta proposición y que tampoco comparten lo que Pablo Iglesias, elegante líder de Podemos, considera la raíz central de las relaciones hombre-mujer: "nosotros no hacemos el amor, nosotros follamos". Aunque cuando lo dijo, no era diputado ni aspiraba la Vicepresidencia. ¿Qué es el amor? Lo que siempre ha sido: entrega, donación de uno mismo. ¿Y el enamoramiento? No es mal comienzo para esa donación, pero sólo eso. ¡Ah! Otra cursilería progre: el enamoramiento no es irresistible. ¿Y el sexo? El sexo es el amor erótico entre hombre y mujer con el doble objetivo: mutuo auxilio y procreación. Eulogio López eulogio@hispanidad.com