A don Mariano Rajoy no le gusta el euro por receta que ya cobra la Generalitat catalana y que ahora pone en marcha el Gobierno madrileño de Ignacio González (en la imagen), del mismo partido que el señor Rajoy. A mí sí. Hay un abuso del uso de medicamentos subvencionados y hay que ponerle coto aunque sea de la forma que menos me gusta: con un nuevo impuesto. Dice don Mariano que mejor que el euro por receta es su pago de medicamentos según poder adquisitivo. De acuerdo, pero esa fue una idea de Esperanza Aguirre, no de Moncloa, cuando aseguró, en plena Ejecutiva del PP, que ella no tenía por qué pagarle los fármacos a Emilio Botin. Lo dijo en el PP que preside Rajoy y a don Mariano, en aquel momento, qué cosas, no le gustó.  

Me gusta algo menos otra medida de Ignacio González, la privatización de la gestión, que no de la Sanidad, de los hospitales madrileños. Y no me gusta por lo mismo que no creo que deban privatizarse Paradores. Paradores nació para reconstruir el mejor legado histórico-artístico del mundo: el español. Iglesias, monasterios, castillos, palacios, que se venían abajo, rehabilitados por el Estado y convertidos en hoteles en los más selectos parajes de la geografía española. He dicho selectos, no necesariamente poblados. En los Paradores, como en el AVE, lo importante no es el tren sino la vía, que es lo más caro de hacer. Ningún hotelero privado a va a rehabilitar una basílica o un palacio.

Con la Sanidad ocurre lo mismo: el objetivo de este sector económico consiste en cuidar de la salud de los ciudadanos, de toda su salud y con categoría de prestación pública y de derecho reconocido. Y resulta que la salud es un sector de demanda imprevisible y de gastos aún más impredecibles, por lo que la presunta mayor eficiencia de la gestión privada no encuentra campo para brillar.

Las infraestructuras básicas no se deben privatizar: las infraestructuras sanitarias tampoco.

Dicho esto, conviene que la izquierda no fastidie en exceso con su demagogia habitual: el Gobierno madrileño no está privatizando la Sanidad sino la gestión sanitaria de los hospitales, que no es lo mismo.

Eulogio López

eulogio@hispanidad.com.