El plan del consejero delegado, José Manuel Vargas, contempla la reducción de cerca de 1.000 empleos, 300 en ABC. El consejero delegado prometió al Consejo que en un año cerraría La Razón y no lo ha conseguido

Tensión en Vocento, el principal grupo de prensa regional de España, y sobre todo, en su buque insignia, el diario ABC.

El consejero delegado, José Manuel Vargas ultima un plan de reducción de costes que podría significar la pérdida o externalización de 1.000 empleos. De ellos, 300 en ABC.

Por de pronto, se pretende trasladar la imprenta a Torrejón, pero es mucho más que un traslado físico, pues se externalizarían a -en principio, que luego habrá que negociar- 250 trabajadores. Recordemos que el edificio de talleres fue vendido al Banco Popular. En redacción, Vargas propone una reducción de 75 personas.

Más de 50 periodistas han salido ya -o se han convertido en colaboradores. Nombres con mucha veteranía, además de descabezar la plana mayor del diario en Andalucía.

No sólo eso, sino que el consejero delegado del Grupo propone una reducción de salarios del 16%, con la renuncia a conquistas laborales consolidadas y congelación de nóminas, según plan en el que ha colaborado el Bufete Sagardoy.

El Consejo está un tanto enfadado -además de dividido- con Vargas, que hace un año prometió borrar del mapa a su competidor directo, La Razón, y hacerse con unos 150.000 ejemplares de venta, lo que ha incrementado los gastos y no ha conseguido el objetivo. Por eso, Vargas aprieta el acelerador pero se va a topar con la oposición frontal: amenazan, ya antes de la primera conversión oficial, y según los datos que se han filtrado, con una huelga durante tres domingos, el día de mayor venta.

Y el resto del Grupo tampoco se libra de los recortes, aunque la prensa regional no sufre las pérdidas de ABC, Punto Radio, Net TV, Internet y otras divisiones.