La situación económica es muy seria. La decisión de apostar por unos tipos de interés bajos y prometer dinero barato en el sistema ha provocado una fiebre del consumo y de hipotecas basura.

Sr. Director:

Con estas últimas hipotecas de difícil cobro se ha especulado mucho y con frecuencia de un modo inmoral.

La crisis del 29 sirvió para establecer controles sobre los bancos, esta crisis debe servir para poner control a los especuladores financieros que van a provocar una socialización de pérdidas cuando los beneficios han sido privados.

Pero en este momento un discurso liberal radical contrario a la intervención es una irresponsabilidad. En cualquier caso la fiesta se ha acabado, especialmente en España donde hemos crecido a base de endeudarnos.

No hay dinero en el sistema, no habrá créditos fáciles, no podemos seguir viviendo por encima de nuestras posibilidades.

Desgraciadamente no acabaremos el año con menos de cuatro millones de parados.

Xus D Madrid

xusdomar@gmail.com