Hacienda echa mano del Fondo de Contingencia En 2002 Telefónica asistió sanitariamente a sus empleados. Se suponía que la cuestión iba a ser compensada por la Sanidad pública, pero no hubo tal compensación. Así que la compañía de César Alierta reclamó y finalmente logró una sentencia del Supremo en el 2008. No ha sido hasta ahora cuando el Gobierno se dispone a pagar. Y lo hace echando mano del Fondo de Contingencia para abonar la cuantía más los intereses de demora. Total: 26.617.613,30 euros. Salgado abre la mano.