Sr. Director:

Los ciudadanos navarros quieren decir sí a la paz, a su identidad, quieren decir sí a la unión con todas las regiones de España. Ante unas elecciones en las que ha primado la incoherencia y las incertidumbres, provocadas por los partidos separatistas, se nota en la calle unas ganas de que todo vuelva a la normalidad.

No se puede engañar siempre a todo el mundo y los programas de los partidos están ahí y los hemos leído. Sorprende una izquierda totalitaria que nos dice a las familias que escolarizarán a nuestros hijos donde ellos quieran, en la lengua que ellos elijan y en los que la zonificación nos obligue. ¿Qué pasa con la libertad de los padres?. ¿La lengua materna es ahora la lengua del partido de turno?

No se puede sostener que mientras unos pasean tranquilamente por el casco viejo, muchos otros ciudadanos de bien tengan que ser escoltados o deban vigilar sus coches o limpiar las fachadas de sus viviendas de mensajes amenazantes.

Uno de mis hijos vota por primera vez con esperanza de que su voto será decisivo para la concordia, para conseguir el respeto a las instituciones, a las leyes democráticas, a la honradez y a la sinceridad. Los jóvenes se merecen una Navarra próspera y en paz donde todos cabemos, menos los terroristas y sus amigos, y el domingo todos los ciudadanos de esta tierra tenemos el deber de colaborar para que sea así.

Pilar Pérez Rodríguez

pilar.perez.rodriguez@gmail.com