Desde que Zapatero ha llegado al poder, los que regresan del "exilio" aznarista casi son más que los que salen del armario. Entre otros, tras la victoria socialista, ha regresado del exilio, según propia confesión, el cantante, presentador y hombre de mundo don Miguel Bosé. Así lo ha confesado en una reciente entrevista. Cariacontecido por la brutal gestión anti-cultural del Partido Popular, Bosé tuvo que exiliarse. La verdad es que la televisión pública del Gobierno Aznar financió, con tan "sólo" 12 millones de euros, el engendro de programa titulado El Séptimo de Caballería, presentado por Bosé, que primero se emitía en la Primera de TVE y que, tras no alcanzar nunca ni el 10% de cuota de pantalla, tuvo que ser relegada su emisión al segundo canal de la televisión pública, para acabar desapareciendo. He aquí otra víctima de la reaccionaria política cultural de la derecha. Es seguro que Zapatero le otorgará algún otro programilla a quien regresa de tan espantoso exilio.