Los centros educativos gozarán de autonomía para organizarse sin discriminar a los alumnos cuyos padres hayan optado por la objeción

El martes el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía reconoció el derecho a objetar ante EpC. El presidente de Profesionales por la Ética (PPE), Jaime Urcelay, anunció este jueves que las 60 entidades que apoyan la objeción solicitarán a los gobiernos que reconozcan este derecho sin esperar a nuevas sentencias. Eso es lo que ya reconoció unas horas después la Comunidad de Madrid, según manifestó Lucía Figar, consejera de Educación. Este reconocimiento implica que los hijos de padres objetores de la Comunidad de Madrid quedarán exentos de cursar la asignatura y no serán evaluados; además, los centros educativos gozarán de autonomía para organizarse sin discriminar a los alumnos cuyos padres hayan optado por la objeción frente a esta materia.

Además, los defensores de la libertad de educación intensificarán su actividad informativa. El objetivo es que los padres decidan sabiendo que se trata de "una asignatura que tiene el propósito de formar en un esquema ideológico", comentó Urcelay.

Para Urcelay, la sentencia constata que los padres están ejerciendo un derecho constitucional y que por tanto, ya no caben las amenazas de las administraciones, ni el miedo de los padres ni los perjuicios para los hijos.

El número de objetores a EpC alcanza los 27.000. Sólo en el último mes se han producido 3.000 objeciones. Durante la rueda de prensa convocada para explicar el futuro tras esta sentencia, el presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, recibía la notificación de otras 250 objeciones en Cuenca.