El beneficio neto de Repsol YPF durante el primer trimestre del año ascendieron a 520 millones de euros, casi un 23% menos que en igual periodo del año anterior.

 

Según la compañía, la revalorización del euro frente al dólar, así como el mayor esfuerzo fiscal, han sido las causas de esta reducción del excedente. En cualquier caso, el elemento más preocupante es el aumento de la deuda financiera que, a 31 de marzo, alcanzaba los 5.316 millones de euros.