Sr. Director:   

Lo del PP en materia familiar, en concreto lo que dice en su programa sobre las parejas de hecho, es algo incoherente. Llamar pareja de hecho a una pareja de homosexuales para que, aunque no se pueda equiparar al matrimonio, sí puedan beneficiarse de algunos derechos de los heterosexuales, no tiene sentido. Es asegurarles a largo tiempo los mismos derechos que los que viven en matrimonio. Además de no hablar de obligaciones como pareja jurídica que deben tener, por querer mejorar su situación.

Álvaro Gil 

AGil@tajamar.es