Siempre que BoA y Francisco González quieran. FG ha conseguido defenestrar a Sebastián pero está más debilitado que nunca. La clave, cómo no, está en Botín. El Santander rechaza la entrada en Deutsche Bank y entra en el juego de las grandes entidades financieras europeas, que se intenta no superen la media docena. No habrá batalla jurídica entre el trío europeo (Royal-Fortis-SCH) y Bank of America por el ABN, sino pacto

El Santander presentaba su oferta conjunta –junto a Royal y Fortis- por el holandés ABN ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a primera hora de la mañana del martes. El trío de bancos ofrece 71.100 millones de euros por la entidad holandesa, o 38,41 euros por acción, casi un 14% más que la oferta de papel de Barclays, pero que ya se queda por debajo de la cifra inicial ofrecida, o 39 euros por acción. El Santander, en principio, se quedaría con los activos de ABN en Brasil e Italia. Durante la mañana del martes se especuló en el mercado madrileño con la posibilidad de que Santander vendiera su participación en la petrolera Cepsa. Eso sólo tiene un problema: por ahora no ha encontrado comprador al precio que solicita, desde que la francesa Total controla la gestión.

Y todo ello con el conflicto de LaSalle, la entidad norteamericana de ABN que pretende Bank of America (BoA), por lo que queda retenido un euro por título. Ahora bien, la relación –socios en México- entre BBVA y Santander puede hacer que la operación vaya más allá. De entrada, tanto BoA como Royal, Fortis y Santander se han juramentado para dejar a un lado a los tribunales, siguiendo la maldición gitana, y financiera del "tengas juicios y los ganes". En segundo lugar, al Santander no le disgustaría nada hacerse con LaSalle y está dispuesto a jugar fuerte con el amigo americano.

Se da la circunstancia de que la operación ABN podría engancharse con otra por la BoA se hiciera con el BBVA. Recordemos que la doctrina Botín en la materia es clara: no lanzaremos una OPA sobre el BBVA, pero contra-oparemos si lo hace un extranjero o, en cualquier caso, participaremos en la operación. Es muy sencillo: la compra y posterior troceo se ha puesto de moda en toda Europa, primero como técnica propia del capital-riesgo, pero luego como estrategia de las más grandes, y mas serios, bancos del planeta. En otras palabras, Bank of America podría renunciar a LaSalle, y Botín lo sabe, si se le deja hacerse con el BBVA.

Como afirman fuentes del propio Santander, quede claro que esta operación debe hacerse "con" Francisco González, no "contra" el presidente del BBVA. En contra de lo que pueda parecer, tras defenestrar a su gran enemigo Miguel Sebastián, FG no está en su mejor momento, sino en le peor. Preside un banco más rentable que el de su competidor, pero al que el mercado no valora como al Santander. Para los analistas, FG es un banquero en declive mientras que Botín está en ascenso. Y lo que es más importante: FG es un banquero sin apoyos políticos mientras que Botín los tiene todos.

En este sentido, la crónica de Financial Times sobre la mega-presentación de la nueva ‘banca total' del BBVA (una mañana entera de presentación) fue inclemente, Al final, el rotativo británico vino a decirle que se ponía a vender cacerolas porque no sabía comprar bancos.

Además, FG se ha hecho demasiados enemigos. El confidencial Capital Madrid ha realizado uno de los mejores resúmenes de la peripecia de FG para quedarse al frente del BBVA, acota de despersonalizar el banco.

Así que la teoría de Botín es clara: a lo mejor a FG le ha llegado el momento de poner tierra por medio de forma digna, con una fusión transoceánica, de la que naturalmente sacaría partido Botín: LaSalle, y a lo mejor algo más. Las mismas fuentes del Santander advierten a Hispanidad que sigue vigente la doctrina emitida en Boadilla hace más de un año cuando el Gobierno Zapatero tentó a Botón con lanzar sobre su principal competidor: el Santander no tomará la iniciativa, pero no permanecerá de brazos cruzados si un tercero OPA a BBVA. Ahora bien, esta operación, insisten, hay que hacerla "con" FG, o "contra".

No olvidemos que si sólo existiera ‘rating' legal, el Santander obtendría una triple A, como si se tratara d una entidad pública. Ahora mismo, el sector bancario europeo vive algo más intenso que una concentración: se está constituyendo la División de Honor de la banca europea. Se trata de que los elegidos para la gloria –los bancos paneuropeos- no superen la media docena, y España sólo cuenta con un puesto, que es para el SCH.

Y hay que reconocer que el Botín se le considera en Europa. De hecho, recientemente los alemanes vivieron a ofrecerle nada menos que el Deutsche Bank. El buque insignia de la banca germana, aquel por el que se batió el cobre el canciller Schröder cuando atacaba Citigroup es hoy un banco cargado de gastos, un paquidermo imposible. Pero Botín ha respondido que el Deutsche vale demasiado y costaría demasiado reflotarlo.