La inversión de La Caixa en el grupo petrolero Repsol YPF vale , a precio de mercado, 3.000 millones de euros (medio millón de pesetas). Además de eso, a La Caixa no le gusta el actual estado de cosas, es decir, el hecho de ser el primer accionista individual de la matriz Repsol, con más de un 12% de capital, y, al mismo tiempo, ser el principal accionista de Gas Natural (GN, 34% frente al 30%) de Repsol, dado que en GN comparten poder y en la matriz no mandan. Aquí se juntan el hambre con las ganas de comer. En especial, una vez que sabemos que el socialista catalán, José Montilla, se convertirá en el nuevo ministro de Industria.