- El ex ministro de Administraciones Públicas explica que la reforma laboral debe tener dos objetivos: "Proteger el empleo en épocas de crisis y favorecer el empleo indefinido"
- Defiende subir los impuestos, "en este momento de crisis", "a quienes más tienen", "por solidaridad"
- Y es partidario de bajárselos a las pymes, "siempre que vaya acompañado de un compromiso de mantenimiento o de creación de empleo"
- Sánchez Llibre (CIU) se muestra escéptico sobre el acuerdo con el Gobierno para impulsar el diálogo social
- José Blanco (PSOE) dice que no puede imponer su moral católica a los demás y por eso aprueba el aborto
- Para Bibiana Aído, el feto es un ser vivo, pero no un ser humano "porque no hay ninguna base científica"

El diputado del PSOE y ex ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, en Onda Cero, ha dicho que el modelo productivo de una economía "no se cambia tan fácilmente" pero "mucha gente sentimos la necesidad de cambiarlo" e ir "hacia un modelo donde se prime más el talento, aplicado a todo: el ladrillo, el turismo, la alimentación o la vivienda". Para que al final, la competitividad de la economía española "no sea por hacer las cosas más baratas sino por hacerlas mejor". "El Gobierno no puede hacer el cambio solo ni la sociedad puede hacerlo sola": "mercado contra Estado, no funciona; tienen que ir de la mano conjuntamente".

Sobre si es necesario hacer reformas en el mercado laboral, Sevilla ha dicho que "por supuesto". "El que son necesarias modificaciones en el mercado laboral y en otros muchos campos de nuestra actividad económica es evidente cuando tenemos más de 4 millones de parados y cuando tenemos un sistema productivo que en las épocas de boom te genera muchísimo empleo y en las épocas de dificultades te genera muchísimo paro".  "En un programa de salida de la crisis hay que incentivar la contratación indefinida y hay que permitir que nuestras relaciones laborales fomenten la creación de empleo cuando va bien y frenen la destrucción de empleo cuando las cosas van mal. Eso no pasa por el despido pero hay otras muchas cosas que tiene que ver con la contratación a tiempo parcial, con los fijos discontinuos, con las incentivaciones a la contratación estable que sí se pueden discutir y de hecho, los interlocutores sociales lo están haciendo".

El ex ministro de Administraciones Públicas se ha referido al acuerdo PSOE-CIU para impulsar el diálogo social: "No creo que se esté pactando una reforma. Una reforma del mercado laboral es todavía muchísimo más complicado que una reforma fiscal". "Requiere de mucho tiempo, trabajo, estudios, modelos, simulaciones, y sobre todo, que los que lo tienen que aplicar, que son empresarios y trabajadores, estén de acuerdo con ello". "Lo que se estará pactando es un principio de poner en marcha una reforma del mercado laboral que en España es necesaria y que tiene que tener dos objetivos: proteger el empleo en épocas de crisis y favorecer el empleo indefinido". 

En cuanto al reparto de financiación autonómica, el ex ministro de Administraciones Públicas ha señalado que "todas las CCAA han tenido negociación bilateral y a veces ayudas a unas comunidades que no se daban a otras. Eso es así y ese es el modelo constitucional que tenemos en España". A su juicio, hay que llegar a que "las CCAA que necesiten más recursos, lo pidan a sus ciudadanos". "El verdadero debate es ir hacia un modelo de financiación en el cual, cada palo aguante su vela". 

Respecto a si es partidario de subir impuestos, Sevilla ha afirmado que "no es un asunto ideológico": "depende del momento y la situación". "En los últimos 15 años en Europa y España hemos tenido un proceso de bajada de impuestos muy importante y en momento de crisis económica que repercute de manera muy importante sobre el déficit público y en la que no golpea a todo el mundo por igual, pedir un esfuerzo solidario a quienes tienen más y que se plasme a través de un instrumento legal como son los impuestos, es lo más adecuado para este momento". "Los impuestos son política coyuntural". 

¿Y bajar impuestos a las pymes? "Bajar impuestos en este momento a las empresas es bueno siempre que vaya acompañado de un compromiso de mantenimiento o de creación de empleo". "El objetivo impositivo en este momento tiene que estar subordinado a la consecución de empleo".

Sánchez Llibre (CIU) se muestra escéptico sobre el acuerdo con el Gobierno para impulsar el diálogo social

El diputado de CIU Josep Sánchez Llibre, en Intereconomía, explicaba el acuerdo al que ha llegado su partido con el Gobierno para llevar adelante una reforma laboral: "Hemos llegado a un acuerdo con el PSOE en el sentido de impulsar el diálogo social a fin y efecto de corregir los defectos estructurales que tiene hoy nuestro mercado de trabajo, entre los cuales, hay que eliminar la dualidad entre el contrato fijo y el contrato temporal, hay que eliminar las rigidideces de las negociaciones colectivas, y hay que dar entrada también a las empresas de recolocación privadas para que pueda ser más efectiva la recolocación de una persona cuando está en el paro. Por tanto, son tres cuestiones que para llevarlas a término habrá que hacer una reforma laboral con acuerdos, que es la voluntad del Gobierno. Pero si no hubiera el acuerdo definitivo se deberían implementar por otra vía desde el ejecutivo".

Según Sánchez Llibre, se trata de un acuerdo "político", "de envergadura", para "intentar resolver la situación de entrada en el enunciado. En la práctica, ya veremos cómo se resuelve, porque ya sabe que todos los acuerdos a los que muchas veces llegamos con el Ejecutivo del señor Zapatero se quedan en acuerdos". "Y siempre digo yo que el cielo está lleno de emociones, las cuales, el Ejecutivo, sea del color que sea, nunca ha cumplido".

Blanco dice que no puede imponer su moral católica a los demás y por eso aprueba el aborto

En Antena 3, el ministro de Fomento, José Blanco, ha dicho que desde su condición de católico no le "gusta que la gente pueda abortar" pero insiste en que no quiere imponer su moral a los demás. Lo cual no es muy coherente, que digamos. Es tanto como decir: los nazis aprobaron democráticamente -puesto que llegaron al poder por las urnas- leyes genocidas contra los judíos, pero no puedo condenarlas, porque están aprobadas democráticamente y no puedo imponer mi moral católica a los demás. Blanco también ha dicho que es "hipócrita" que una joven de 16 años pueda quedarse embarazada o casarse sin consultar a sus padres y sin embargo no pueda interrumpir su embarazo. También es "hipócrita", señor Blanco, que una chica de 16 años necesite el permiso paterno para hacerse un piercing y no para abortar.

Blanco ha dicho también, en relación a las deducciones por la compra de vivienda, que es necesario ir a un nuevo modelo para que la vivienda se abarate, frenando la especulación y los beneficios de los promotores y ha defendido la economía verde que genera "más empleo que la economía del ladrillo".

Respecto a las ayudas a la compra de automóviles anunciadas recientemente por Zapatero, el ministro de Fomento ha asegurado que en breve los ciudadanos que quieran comprar un coche ya podrán beneficiarse de dichas ayudas. También ha recordado que son las comunidades autónomas quienes tienen las competencias al respecto y pueden decidir no apoyar a los ciudadanos.

Para Bibiana Aído, el feto es un ser vivo, pero no un ser humano "porque no hay ninguna base científica"

En la SER, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha realizado una defensa de la nueva ley del aborto que aprobó el consejo de ministros y que establece el aborto libre en las primeras 14 semanas y que las chicas de 16 años puedan abortar sin el conocimiento ni el consentimiento paterno. Ha desplegado para ello todo su catálogo de vocabulario, terminología y eufemismos "progres" y todos los argumentos típicos para intentar justificar el asesinato de niños en el vientre de su madre.

Por ejemplo, ha dicho, sobre que las niñas puedan abortar con 16 años sin decírselo a sus padres, que "la confianza no se legisla, sino que se gana". Tócate los bemoles. O sea, que el Gobierno establece que las niñas puedan abortar sin decírselo a sus padres y encima tiene el cinismo de decir que los padres tienen que ganarse la confianza de sus hijos. Es increíble el grado de jeta que puede alcanzar este Gobierno y sus miembros, y 'miembras'.

Proseguía Bibiana: "Estamos hablando de cuestiones que tocan los sentimientos, las emociones, que llevan incluso a encrucijadas morales. Pero creo que al Gobierno no le compete entrar en ese ámbito, sino equiparar el marco jurídico: y en todo lo relativo a las decisiones en el ámbito sanitario, la mayoría de edad está en los 16 años. Quizá el debate tendría que ser mucho más amplio. Y tendríamos que pensar qué nos parece el hecho de que una chica se pueda someter a una operación a corazón abierto sin que los padres tengan la información". Y ha añadido: "Es lo que el PP aprobó e 2002. Esa ley de autonomía del paciente en la que introdujo tres excepciones. Los ensayos clínicos, la interrupción voluntaria del embarazo y las técnicas de reproducción asistida". 

Para Aído, además, "provida somos todas y todos" (igual que miembras). Y ha explicado que a lo largo de la preparación de esta ley se ha reunido con grupos diversos: "La diferencia está en que unos queremos avanzar" y "hay quien quiere retroceder" como los denominados grupos provida, a los que ella llama "grupos antielección", que quieren que "no haya aborto bajo ninguna circunstancia, en ningún caso y en ningún supuesto". Y ha continuado la ministra, en uno de los cénits de su hipocresía y manipulación, preguntando a los pro vida: "¿Pero qué es lo que quieren exactamente, quieren que las mujeres puedan ir a la cárcel por el hecho de abortar?". La ministra sabe perfectamente que lo que quieren estos grupos es defender a los no nacidos, evitar su asesinato y plantear otras soluciones para ayudar a las madres y a esos niños salvarlos de la muerte, pero no mandar a las madres a la cárcel. Pero su cinismo llega hasta ese grado de manipulación. 

Pero la guinda ha sido cuando le han preguntado, por boca de un oyente: "¿Para usted un feto es un ser vivo?". Responde Aído: "Claro, pero no es un ser humano, porque no tiene ninguna base científica". Que se lo pregunte a los cientos de científicos que firmaron un manifiesto en el que explicaban esa base científica que niega la 'científica' Aído. ¿Cómo puede decir eso? Imaginamos que porque tiene que justificar su conciencia de alguna manera. 

El economista Fernando Trías de Bes advierte al Gobierno que "no puede dilapidar el dinero"

En Intereconomía, el economista Fernando Trías de Bes opinaba sobre cómo lo está haciendo el Gobierno español en la actual crisis económica: "Lo tiene muy difícil, porque la situación está absolutamente estropeada. Los gastos no van a hacer más que crecer, cada vez hay más desempleo, los ingresos van a ir disminuyendo, la situación es muy compleja". "Dicho esto, hay que ir con mucho cuidado, porque el margen de maniobra se nos está acabando y no se puede dilapidar el dinero. Ha habido medidas que han costado mucho dinero -algunas reconocidas incluso por el propio Gobierno, como los 400 euros- son medidas que costaron muchísimo al erario y que después no han tenido impacto. Ojo al déficit: el déficit público hoy está apuntando entre el 9 y l 1%, es un déficit muy grande y por tanto, estamos en una situación muy complicada y si no vamos con cuidado podemos entrar en un colapso de las finanzas públicas". 
 
José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com