Sr. Director:

Hacía mucho tiempo que quería traer a mi blog a una mujer excepcional.

 

A esa mujer que ha roto todas las barreras de la superación personal. Esa mujer se llama Irene Villa. Veinte años han pasado desde que los asesinos de la banda terrorista ETA la dejaron sin piernas y sin algunos dedos de su mano izquierda.

Solo tenía doce años y sufrió un zarpazo de esos bandidos que hoy quieren estar en el Parlamento gracias a que el Tribunal Constitucional desautorizase al Tribunal Supremo y gracias, también, a esos casi trescientos mil vascos que dieron sus votos a una coalición proetarra en las elecciones del 20N.

Pero así es la vida…No te pierdas la videoentrevista, verás lo que vale esta mujer... Es una buena lección de auto superación...

Jaime Pereira