La compañía tendrá al menos en el 10% del proyecto y cubrirá el consumo equivalente a 10.000 clientes

En Rumanía sí, pero es España no. Las eléctricas españolas son llamadas por países extranjeros para construir centrales nucleares. Pero, por ahora, las compañías tendrán ampliar sus conocimientos fuera de España. Iberdrola ya lo está haciendo en Francia, Rusia, Eslovaquia, México y Brasil. Es la energía más barata después de la hidráulica. El KWh cuesta 3 ptas. frente a las 70 de la fotovoltáica, pero en España todos quieren los beneficios de una energía más barata sin el perjuicio de hacerse cargo de los residuos.

Iberdrola tendrá al menos el 10% en el proyecto para desarrollar dos unidades de 750 MW de la central de Cernavoda (Rumanía), en la que también participan Enel, RWE, Electrabel, CEZ, Arcelor/Mittal y Nuclearelectrica. El acuerdo negociado entre los socios conllevará la constitución de una empresa conjunta con un capital inicial de 30 millones de euros, que será la titular de los activos y de la licencia de operación, responsabilizándose también de la construcción y explotación de las unidades 3 y 4 de la central.

Con esta operación Iberdrola incorporará al menos 150 MW de generación eléctrica de base al mercado rumano, con los que podrá cubrir el consumo energético equivalente a 200.000 clientes.