Carlos Herrera, en Onda Cero, daba el parte diario del proceso de novedades. El Gobierno dice de los últimos atentados que no han sido ordenados por ETA. Nos explican que el presidente está en la verificación del alto el fuego, y que lo de este fin de semana han sido incidentes aislados. No sé si el Gobierno debe ponerse en el lado de las explicaciones peregrinas. Se maneja el argumento de que Batasuna existe porque es ilegal. Y el atentado no ha sido ordenado por ETA porque Batasuna no existe. Entonces si no ha sido ETA, quién ha sido. A ver si le ha salido otro grupo terrorista al Gobierno y no nos hemos enterado.

 

E insistía Herrera en el atentado de este fin de semana en Barañáin: No sé si es un incidente aislado o no. Se le quema la tienda a un representante político, José Antonio Mendive, por instar al cumplimiento de la ley (estuvo a punto de lograr la alcaldía con una moción de censura). Y destaca Herrera con ironía que los de Batasuna, sin embargo, le contestan al cariño de Gobierno con una patada: salió el batasuno Pernando Barrena ha denunciar la estrategia represiva del Gobierno y dijo que el Gobierno va por muy mal camino. Y denuncia que la detención de un etarra es ir por muy mal camino.

 

Herrera cuenta también que en el congreso están los 4 millones de firmas recogidas por el PP para pedir un referéndum en toda España sobre el estatuto, pero siendo mucho, siempre se pensará que podían haber sido más. Y acerca de las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno sobre estas firmas, Herrera exclama: ¡Menudo talante tiene la señora vicepresidenta De la Vega!. Y explicaba Herrera la diferencia entre las firmas y los votos: Primero : las firmas no son votos, la firma te compromete, el voto no. Y eso de a 4 millones de firmas, llamarle sólo unas cuantas, el PSOE en toda su historia jamás ha conseguido ese número de firmas. Y subraya: El PSOE ahora está en la preocupación de los derechos de los simios, y claro, si fueran simios sí le importaría. Y destaca que el Gobierno sea tan sensible que toma nota de las declaraciones hipócritas de Joseba Permach y no atiende a 4 millones de firmas.

 

Y se pregunta también Herrera qué va a hacer el Gobierno ahora, con la aprobación de Bruselas a E.ON.