• Más del 8% de los trabajadores que tienen jornada completa ni siquiera llegan a ser mileuristas.
  • El 30% de los asalariados españoles ganó menos de 1.218 euros brutos al mes. Mientras que el otro 30% recibió en 2011 un salario mensual bruto superior a 2.071,8 euros.
  • En general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. Las remuneraciones más elevadas se encuentran en actividades financieras y de seguros, suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado y educación.
  • Los más bajos se concentran en las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico, sector primario, agricultura, ganadería, silvicultura y pesca.
  • Los que más cobraron: vascos, navarros y madrileños. Los que menos, extremeños y canarios.
El 30% de los asalariados españoles recibe en 2011 un salario mensual bruto superior a 2.071,8€, mientras que otro 30% gana menos de 1.218,2€. El 40% restante recibe un salario bruto mensual entre 1.218,2€ y 2.071,8€, según ha informado este miércoles el INE.

El 35,3% de los asalariados a jornada completa gana más de 2.071,8 euros mensuales en 2011 y el  18,9% percibe menos de 1.218,2 euros. Por el contrario, el 90,9% de los asalariados a tiempo parcial (que representan el 13,8% del total de asalariados en 2011) gana menos de 1.218,2 euros mensuales y solo el 1,4% recibe más de 2.071,8 euros.

Los contratados temporales tienen salarios más bajos que los indefinidos. Entre los múltiples factores que explican esta desigualdad, cabe mencionar la mayor antigüedad en el puesto de trabajo y el nivel educativo más alto de los contratados indefinidos.

Los hombres tienen una mayor concentración relativa en salarios altos que las mujeres: las que ingresan más de 2.071,8€ son el 23,8%, mientras que los varones con salario superior a esa cantidad son el 35,5%. En los salarios bajos ocurre al contrario: el 43,2% de las mujeres tiene un salario inferior a 1.218,2€, en tanto que el porcentaje de varones en esa situación es del 18,3%.  

Una de las razones principales de esta desigualdad es que las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mucha mayor proporción que los varones.  

Por tramo de edad, los trabajadores más jóvenes tienden a concentrarse en los salarios más bajos, mientras que los trabajadores de mayor edad tienen un peso relativo mayor entre los salarios más elevados.   

La mayor proporción de contratos indefinidos, la antigüedad y, en su caso, la experiencia laboral, determinan el mayor nivel salarial entre los trabajadores de mayor edad. Igualmente, mayor proporción de trabajo a tiempo parcial y de contratos temporales, menos antigüedad y experiencia explican el menor nivel salarial entre los grupos más jóvenes. Así, el 61,5% de los asalariados menores de 25 años recibe un salario mensual inferior a 1.218,2€. El porcentaje de los que tienen un salario mayor que 2.071,8€ es del 5,4.  

Entre los asalariados que tienen 55 y más años, un 25,2% se encuentra en el tramo bajo del salario mensual (<1.218,2€), mientras que el 40,7% está en el tramo superior (>2.017,8€).

El nivel de formación también incide apreciablemente en las diferencias salariales. En general, a mayor nivel de formación el salario es más alto. El 40,8% de las personas con nivel de estudios bajo (a lo sumo han concluido la enseñanza obligatoria) tiene en 2011 un sueldo inferior a 1.218,2€. En el caso de las personas con educación secundaria de segunda etapa o formación equivalente, el porcentaje con salarios bajos es del 35,8% mientras que entre las que tienen nivel de estudios superiores el porcentaje es del 16,9%.  

Más de la mitad (51,8%) de los asalariados con titulación superior ganan en 2011 más de 2.071,8€ al mes. Solo el 21,3% de los que tienen estudios medios y el 11,4% con nivel de estudios bajos superan este nivel salarial.

Por lo que respecta a la ocupación, los directores y gerentes y los técnicos y profesionales científicos e intelectuales tienen una mayor representación en los salarios altos, mientras que los trabajadores en ocupaciones elementales tienen una mayor concentración en salarios bajos.  

Por ramas de actividad, los salarios más bajos se concentran en las Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (84,4% por debajo de 1.218,2€) y en el sector primario, agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (60,9%).   

Las remuneraciones más elevadas se encuentran en actividades financieras y de seguros, (72,2% reciben salarios superiores a 2.071,8€), en suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (68,5%) y en educación (63,1%).

En cuanto a la dimensión del centro de trabajo, los establecimientos de mayor tamaño concentran a los trabajadores con salarios más elevados en 2011. Mientras que el 51,4% de los asalariados que trabajan en establecimientos de hasta 10 trabajadores tiene un salario inferior a 1.218,2€, el porcentaje correspondiente en las empresas de 250 o más trabajadores es del 9.

Por el contrario, el 57,4% de los asalariados en establecimientos de 250 o más trabajadores tiene un salario mensual superior a los 2.071,8€ mensuales. Este porcentaje se reduce al 12,4% de los trabajadores en los establecimientos de 1-10 empleados.

Las comunidades autónomas con menor porcentaje de asalariados con sueldos por debajo de los 1.218,2€ en 2011 son Comunidad Foral de Navarra (el 20,5% de sus asalariados están en este tramo) y País Vasco (21%). Las que tienen más presencia en el tramo de salarios inferiores a 1.218,2€ son Extremadura (40,5%) y Canarias (37,6%).  

Por el contrario, las mayores concentraciones de salarios altos se observan en las comunidades autónomas de País Vasco, con el 45,5% de asalariados con salarios por encima de 2.071,8€ mensuales, Comunidad Foral de Navarra (38,1%) y Madrid (37,5%).

Extremadura (20,2%), Canarias (21,7%) e Illes Balears (23,2%) son las menos representadas en el tramo de salarios superiores a 2.071,8€.

Andrés Velázquez
andres@hispanidad.com