En TVE, Bibiana Aído, ministra de Igualdad, se ha referido a la medida que ayer anunciaba en su comparecencia en el congreso de poner un teléfono para que los hombres puedan canalizar su agresividad, y se mostraba sorprendida por las reacciones que ha suscitado en la prensa. Obsérvese el lenguaje políticamente correcto y absolutamente feminista, de guerra de sexos, que plantea la ministra durante toda su intervención: este teléfono se justifica porque entendemos que es absolutamente imprescindible ir a la causa del problema, y tenemos que actuar necesariamente sobre los hombres, tenemos la obligación de promover una reflexión acerca de los nuevos roles de los hombres en el siglo XXI, atender a las nuevas formas de masculinidad, una cuestión en la que ya vienen trabajando organizaciones de hombres y desde otros países.  No estamos hablando de un teléfono para maltratadores, sino de un teléfono para hombres, que les ayude a resolver sus dudas, porque hoy muchos hombres se encuentran perdidos ante el inicio de la ruptura del sistema patriarcal y presentan dudas acerca de cómo asumir su paternidad, la corresponsabilidad en el cuidado de los hijos e hijas, en las tareas domésticas, presentan dudas sobre su salud sexual. Porque es absolutamente imprescindible que trabajemos en la prevención. Estamos convencidas y convencidos, todo el equipo del Ministerio, que es absolutamente imprescindible que indaguemos en una fórmula y que trabajemos sobre una nueva fórmula de masculinidad, ya que los hombres han sido absolutamente incapaces de adaptarse a los nuevos roles que tiene que asumir en la sociedad actual. Eso, a los hombres, nos deja mucho más tranquilos.

Otra perla de la ministra de la feminidad ha sido esta: los hombres siempre han sido capaces de generar lobbies muy por encima de ideologías políticas, creo que es posible que entre las mujeres comencemos a hacerlo de una vez por todas.  

Ha añadido la ministra de Igualdad que su Ministerio luchará por la corresponsabilidad entre hombres y mujeres pero a lo largo de esta legislatura vamos a dar un pasito más con la ampliación del permiso de paternidad, hasta un mes, y en el caso del permiso de maternidad se ampliará hasta 18 semanas en el caso de familias monoparentales en el nacimiento del segundo hijo y hasta 20 semanas en el caso del tercero. Es uno de los objetivos prioritarios.  

Aído se ha declarado feminista convencida, y ha añadido que el feminismo es una teoría de justicia social. Preguntada por qué utilizó ayer la palabra miembra en su comparecencia en el Parlamento, ha dicho que fue un lapsus, ya que venía de una reunión en Hispanoamérica donde se utiliza.   

Está muy desaprovechado el potencial de las mujeres en todos los aspectos. Hay algunos estudios que dicen que si la tasa de actividad de las mujeres, que está en el 50%, llegase a equiparase con la de los hombres, que está en el 70%, nuestro PIB crecería un 19%, ha afirmado también la ministra.

Bibiana Aído también ha opinado sobre la jornada semanal de 65 horas que ayer fue debatida en la UE: es una barbaridad, es volver al siglo XIX y no favorece el nuevo modelo hacia el que tenemos que tender. Y sobre la huelga de transportistas, atención, ojo al dato, porque ha recriminado a los ciudadanos y ciudadanas que se hayan alarmado: pediría responsabilidad a la ciudadanía. Se están viendo situaciones un tanto extrañas en los supermercados, la gente está llenando las neveras, en las gasolineras están llenando las garrafas de gasolina... Creo que es necesaria una mayor responsabilidad de los ciudadanos y ciudadanas para abordar un problema como este.  

La Confederación Española de Transporte de Mercancías opina que hoy puede ser un día definitivo por la entrega de un paquete medidas por parte de la administración

En la SER, Marcos Montero, presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías, comentaba respecto a la huelga del sector: hoy puede ser un día definitivo en la entrega de un paquete por parte de la administración importante, que sirve para darle más fortaleza al sector, para poder recuperar las tarifas de manera obligatoria, para abandonar el sector decentemente aquellos transportistas que cumpliendo una edad puedan salir del sector sin ningún problema para evitar la atomización que existe y normalizar el mercado. En estos momentos hay un gran exceso de camiones, hay falta de trabajo, ha caído la actividad, hay una brutal subida de los costes y hay una impotencia manifiesta del sector para poder cobrar sus tarifas. Estamos trabajando con sensatez para resolver los problemas que tiene el sector, incluyendo los autónomos. Que no se equivoque nadie, que tenemos que empezar a mejorar la cadena de transportes de abajo -los autónomos- hacia arriba, porque si no, funcionaremos todos mal, como está ocurriendo en este momento.  

Fenadismer justifica el corte de carreteras por la tradición y dice que el Gobierno está muy duro

En Onda Cero, Julio Villaescusa, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas de España (Fenadismer), ha negado que su asociación haya dado instrucciones a sus miembros para cortar la carretera, sino que el orden, la tradición, las normas o la sociedad tiene establecido que cuando alguien tiene que exteriorizar su problema lo saca donde puede sacarlo. Y si todo el mundo lo lleva a la carretera, que el que los que trabajan en la carretera lo lleven a la carretera para exteriorizarlo, hasta cierto punto tiene su lógica. Pero nosotros no hemos dicho a nadie que eso se haga, pero lo entendemos. Ha añadido Villaescusa que el Gobierno está muy duro para presionarlo. El Gobierno se tendría que presionar a sí mismo viendo la situación que tiene, sobre todo con el transporte. El Gobierno está muy duro porque hasta ahora está haciendo lo mismo que había hecho independientemente de que se le den otras formalidades que no llegan a modificar para nada lo que sea salvaguardar los intereses de los que más salvaguardados lo tienen, que son aquellos que tienen buenos contratos y que los van a seguir teniendo. Para la inmensa mayoría, lo que se ha ofrecido hasta ahora poco puede servir para solucionar el problema fundamental. Estoy bastante sorprendido de la dureza de este Gobierno para tratar un asunto como este.

Antonio Casado: El Gobierno tiene muy poco qué hacer en el precio del gasóleo

En Onda Cero, el tertuliano Antonio Casado destacaba que el Gobierno tiene muy poco que hacer. Porque el precio del gasóleo depende de factores externos y ya en los anteriores conflictos que ha habido con el transporte, el Gobierno ha tomado medidas de tipo fiscal -exenciones, ayudas directas, la creación del gasóleo profesional- y todo eso está en vigor todavía, o sea, que sobre eso, no sé qué más cosas puede hacer el Gobierno.

Paco Rosell: Si todos los sectores requirieran un mínimo, sería un disparate

Paco Rosell, en la misma emisora, comentaba que hay varios problemas: está la habitual confusión sobre la huelga y la capacidad de amedrentamiento que tienen distintos sectores. Parece que se ha hecho costumbre que ese paro tome a los ciudadanos como rehén de sus intereses lo cual me parece un elemento absolutamente criticable y ese cinismo ya no convence a casi nadie. Me preocupa la división que sufre el propio sector. Se juntan dos cosas, la propia crisis económica y la crisis de los carburantes y la repercusión tan directa que tiene en este sector. Hay una cosa que me parece lógica y es que se debe repercutir en el consumidor los incrementos de los precios de los combustibles. Pero lo que no se entiende es garantizar un mínimo. Si todos los sectores requirieran un mínimo, sería un disparate.

Herman Tertsch: Se le puede echar en cara al Gobierno que no ha habido movimiento de ningún tipo para la preparación de esta crisis

El tertuliano Herman Tertsch, también en Onda Cero, subrayaba que son muchísimos autónomos, pero fundamentalmente estamos ante una huelga patronal por la estructura de este sector que está muy fragmentado y así no tienen capacidad de negociación de sus condiciones de trabajo, aparte de que es un mercado muy regulado. Lo que sí se le puede echar en cara al Gobierno es que no ha habido movimiento de ningún tipo para la preparación de esta crisis que se nos venía encima porque se ha negado y como se ha ocultado, cuando ha estallado esto... El único conflicto social que tuvo el Gobierno en la pasada legislatura fue la de los funcionarios de justicia. Este sector va a utilizar su capacidad de bloqueo de la vida cotidiana como la utilizarán otros sectores cuando salgan a la calle.  

Carlos Herrera llama cursi a Bibiana Aído

Carlos Herrera, en Onda Cero, se refería a la primera comparecencia de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ayer, en el Congreso: No defraudó. De una gran altura intelectual y de una gran cursilería. Cuando te sale un andaluz cursi..., es lo peor que puede haber.  Y esta, de cursi, va de largo, porque iba a explicar el sentido y acción de su Ministerio y entonces utilizó el lenguaje más políticamente ridículo y correcto, llamando Consejo de Ministros y Ministras, y a todos los miembros y miembras, y esto retrata el sentido de propaganda y el apostolado de lo correcto de este Ministerio que dirige esta miembra de la aristocracia socialista andaluza, de la que hoy alguno aplaudirá su frescura e innovación por este grotesco lenguaje y simpleza en la expresión y en el concepto, porque ayer propuso un teléfono para que los agresores se vacíen, para que canalicen su agresividad. Con eso dejas de ser un cabronazo y ya no pegas a tu mujer. Eso lo podrían hacer con todos los delincuentes: por ejemplo, el teléfono del etarra. Con lo grave que es este problema, el ejercito de mujeres que son maltratadas por cabrones, por hijos de su madre, que se van de rositas y que esto lo queramos arreglar con un teléfono es de una simpleza tan grande, lo que tiene que hacer es solucionar los problemas jurídicos, la ausencia de casas de acogida, la ausencia de ayudas económicas, que trabaje en el plano laboral y educativo y que se deje de telefonitos, de ideas socialistas y socialistos, cosas que sí que hay que hacer en lugar de posturitas cursis

José Ángel Gutiérrez