Sr. Director:

 

Al que dice que la Beata Teresa de Calcuta no hacía las cosas por los demás sino en su propio provecho hay que decirle que sí, que es cierto... pero, hasta cierto punto, porque la Beata Teresa de Calcuta había entendido bien el mensaje evangélico: la caridad, bien entendida, empieza por uno mismo. Para poder ayudar a los demás hay que empezar por ayudarse uno mismo.

 

Carlos Morata

leonardomorata@wanadoo.es