La Vicepresidenta Fernández de la Vega dice que la nueva Ley del Aborto mejorará la calidad de la democracia.

Sr. Director:

Que a estas alturas del progreso del hombre, doña Teresa no sepa lo que es el aborto o lo que es la democracia, es bastante extraño.

Aunque, yo sé que lo sabe, pero por si alguien no se ha enterado, les diré que la palabra democracia, y su significado es un invento de los griegos, y etimológicamente viene de las palabras demos (Gobierno) y cratos (Gobierno, poder), es decir, que democracia es el poder del pueblo, o el Gobierno del pueblo. Por lo que no entiendo cómo puede mejorar la calidad del Gobierno del pueblo. El futuro de la democracia nunca puede estar en la eliminación de los inocentes.

El aborto no mejora la democracia porque empieza suprimiendo la vida de seres humanos inocentes a los que impunemente se asesina. ¿Mejora la vida de esos niños? No, mejora la cuenta corriente de los matarifes, dueños de clínicas abortistas. Probablemente es, a estos a los que se refiere la Sra. de la Vega.

Como dijo este sábado el cardenal Cañizares: Si queremos salir de la crisis no propiciemos más abortos, propiciemos leyes que defiendan la vida, la familia, la dignidad de la persona humana. El aborto no es democrático.

Josefina Galán

finagalan@gmail.com