AVA denuncia la utilización política del aborto Siete de cada diez mujeres ocultan a los encuestadores del CIS su aborto provocado. El dato se desprende de la comparativa entre las cifras de aborto reconocido por las mujeres en la estadística de fecundidad elaborada por el CIS y las estadísticas oficiales de abortos provocados elaborada por el Ministerio de Sanidad.
El dato evidencia que las mujeres sufren el aborto en silencio, tratan de negarlo, un mecanismo psicológico para evitar el sufrimiento, explica la psicóloga Mª Teresa Rodríguez-Pomatta, portavoz de la Asociación de Victimas del Aborto (AVA).
AVA denuncia además que el Gobierno pretenda utilizar a las mujeres con fines políticos. Con el Debate sobre el Estado de la Nación de fondo, toca utilizar a la mujer como estrategia política de camuflaje precipitando la puesta en marcha de una ley que equipara la muerte violenta de un hijo con un anticonceptivo más, señala Martínez Pomatta, quien considera muy grave que sea la ministra de Sanidad la que anteponga los intereses políticos de su partido a la salud y el bienestar de las mujeres.
La portavoz de AVA también crítica a la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. En lugar de apostar por las mujeres, les da la espalda ofreciéndoles el aborto como la única alternativa. Por último Rodríguez Pomatta recuerda que el aborto siempre genera un enorme sufrimiento para la mujer, tanto físico como psicológico. Los últimos estudios enmarcan el síndrome postaborto como un cuadro de estrés postraumático. En algunas ocasiones, apunta Rodríguez Pomatta, las secuelas se prolongan a lo largo de la vida y en un porcentaje no menor resultan invalidantes para una vida ordinaria. No estamos hablando de un tema baladí. Para la colaboradora de AVA el Gobierno parece más preocupado en satisfacer las demandas de las feministas radicales que de atender las verdaderas necesidades de las mujeres.