Sr. Director:

Los mismos colectivos homosexuales intolerantes que acosaron a los peregrinos de la JMJ con el lema "Con mis impuestos, no" callan ahora cuando son ellos los beneficiados.

 

Los socialistas han "pagado" la agitación que protagonizaron la Federación Estatal de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales y la Fundación Triángulo con cuantiosas subvenciones -432.000 euros- que salen de nuestros impuestos, también de los católicos, de estos que no impulsan ninguna algarabía en contra.

Tal vez por eso, por las subvenciones, es por lo que se explican algunas cosas.

Xus D Madrid