Le sustituirá Felix Sanz Roldán La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha ganado el pulso que mantenía con el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Finalmente, tras las filtraciones a El Mundo y el anuncio de un informe completo y reservado, Alberto Saiz ha tirado la toalla. Dimite. Porque no es bueno que los servicios de inteligencia estén en boca de todo el mundo. Le sustituirá el que fuera JEMAD durante cuatro años, el general Feliz Sanz Roldán. El CNI regresa a ser dirigida por un militar. Todo queda en casa. Más paz. Se acabaron las filtraciones.