Ante la falta de acuerdo con el grupo Bellostá el Banco de España amenaza con tomar las riendas

 

Que el Banco de la Pequeña y Mediana Empresa, Bankpyme, no marchaba no es noticia. Con unos fondos propios de 16 millones de euros perdió ocho durante el primer semestre del año. Enredado en la innecesaria reforma de las cajas de ahorros no desea abrir más melones.

Además, Bankpyme había llegado a un acuerdo con el grupo sudamericano Koka Investment, de la familia Bellostá, por la que éstos tomarían una participación de control del 30% por 15 millones de euros. Pero al final, los socios de Bankpyme (Mutua Asegurada, Hesperia y el Banif portugués) rompieron con Koka y ahora el asunto están en los tribunales.

La ruptura ha irritado -más bien cabreado- al Banco de España que amenaza con intervenir. Lo único que le faltaba es un efecto dominó en banca.

Miriam Prat

miriam@hispanidad.com