Atención a la jugada. El pre-ministerio de Educación del PSOE ofrece a la Junta de Andalucía un acuerdo para financiar el concierto de la enseñanza infantil en dicha comunidad autónoma. Pero la consejera en funciones rechaza la oferta porque prevén la moratoria de la LOCE. Súmenle a esto el vacío de poder existente actualmente en la Junta de Andalucía donde todavía no ha trascendido el nombre de la futura consejera de Educación, aunque el nombre de Aurora Atoche sea el que más suene en las quinielas.

Y todo esto se produce cuando hoy, 15 de abril, debería de resolverse la propuesta de conciertos, que normalmente se pre-resuelven en Semana Santa. Además, la nueva Administración educativa deberá de tomar una decisión sobre la admisión de alumnos, la negociación de plantillas para equiparar el ratio profesor/alumnos a la media nacional y resolver el concierto de infantil.

Pues bien, aunque Andalucía sigue siendo la única CCAA que no concierta la enseñanza infantil, la información de la dirección general es que la resolución será negativa. Y lo será por unos motivos políticos que todavía no han sido expresados públicamente. Todo el ámbito educativo descuenta que Andalucía se sume a la "rebeldía" ilegal protagonizada por Cataluña, País Vasco y Canarias, pero de momento, no ha habido comunicación oficial en ese sentido. Y como siempre, de momento, quien paga los platos rotos del mal entendimiento político, son los niños, inocentes de la trifulca de los servidores públicos.