• Don Barack sale del tradicional 'silencio' de los expresidentes de EEUU al considerar que "los valores estadounidenses están en peligro".
  • En Reino Unido, 1,4 millones de personas firmaron para que no sea recibido en una visita de Estado mientras el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, defendía la visita.
  • Un portavoz de la Comisión Europea advirtió ayer de que en la Unión Europea "no se discrimina por nacionalidad, raza o religión".
  • En México, su presidente, Enrique Peña Nieto, dijo en un mensaje a la nación que "vendrán momentos complejos y tiempos de trabajo arduo".
  • Y el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, calificó hoy lunes al presidente estadounidense como "una fuente extrema de incertidumbre".
El presidente de EEUU, Donald Trump, destituyó esta madrugada -hora española- a la fiscal general en funciones, Sally Yates, poco después de que se conociese que ésta había pedido por carta al Departamento de Justicia no acatar la orden ejecutiva sobre inmigración firmada el viernes por Trump que prohibía la entrada en el país a inmigrantes de siete países de mayoría musulmana. En la carta decía que no estaba "convencida" de que la orden fuera "legal". En un comunicado la Casa Blanca aseguró que Yates "traicionó al Departamento de Justicia al negarse a hacer cumplir una orden diseñada para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos", y calificó a Yates de "débil" en lo que a seguridad fronteriza se refiere y "muy débil" frente a la inmigración ilegal. Trump nombró como nueva fiscal general a Dana Boente. Estas noticias sacaron a Barack Obama del tradicional 'silencio' de los expresidentes de EEUU al considerar ayer que "los valores estadounidenses están en peligro" tras la medida sobre inmigración adoptada por su sucesor. Pero los actos de Trump están creando un terremoto político en todo el mundo. El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, defendió ayer la visita de Estado que hará al Reino Unido el presidente de EEUU a pesar de las críticas recibidas y del rechazo de los ciudadanos británico. Johnson dijo que la prohibición emitida por Trump contra ciudadanos de siete países es una política "altamente controvertida" a la que su Gobierno se ha opuesto, pero insistió en que Trump "debería contar con el honor de una visita de Estado. Varios diputados británicos pidieron un debate urgente en el Parlamento sobre el veto del presidente estadounidense, mientras que 1,4 millones de personas firmaron para que no sea recibido en una visita de Estado. Por otro lado, un portavoz de la Comisión Europea advirtió ayer de que en la Unión Europea "no se discrimina por nacionalidad, raza o religión". La Alta Representante de Política Exteriores, Federica Mogherini, insistió en que la UE "continuará acogiendo a refugiados sirios y de otros países que huyen de la guerra" y recomendó a Trump que se centre en sus "divisiones internas". En México, su presidente, Enrique Peña Nieto, dijo en un mensaje a la nación que "vendrán momentos complejos y tiempos de trabajo arduo", por lo que dio indicaciones "para que se canalicen más de mil millones de pesos adicionales" a la red de consulados en Estados Unidos, recogió Reuters. Peña canceló la semana pasada una reunión fijada para el martes en la Casa Blanca, debido a las exigencias de Trump para que México pague el costo del muro, algo a lo que se opone. El presidente mexicano agregó que en la llamada telefónica con Trump no se llegaron a acuerdos en ninguna materia, pero que la "conversación abrió espacios para que el Gobierno de México y el Gobierno de los Estados Unidos continúen dialogando". Asimismo,  el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, calificó al presidente estadounidense Donald Trump como "una fuente extrema de incertidumbre" para la economía de Japón pero vaticinó que la favorecedora debilidad del yen se mantendrá durante la primera mitad de 2007. Andrés Velázquez andres@hispanidad.com