Lo cuento hoy en Minucias Radiofónicas: 

Estamos ante el segundo gran error de EEUU en Siria: deja a los kurdos, y con ello a los cristianos sirios, a merced del carnicero Erdogan. El primer error fue intentar tumbar a Bashar Al Asad. Con ello apoyaron al Daesh y violentaron a los cristianos, quienes vivían libres con Asad.

Ahora, se abandona a los kurdos, que fueron los primeros en hacer frente al Daesh.

Trump vuelve a equivocarse en Oriente Medio, como se equivocó al elegir a los sunitas árabes frente a los chiítas iraníes. Para entendernos, lo primero que tiene que mirar Occidente es quién respeta la libertad religiosa de los cristianos.