• Doña Manuela Carmena se ha convertido en la peor alcaldesa de la historia de Madrid.
  • Y es que los comunistas del siglo XX se han convertido en los ecologistas del siglo XXI.
El centro de Madrid siempre fue considerado por todos los alcaldes, socialistas o populares, como algo a cuidar. No por agradar a la burguesía residente sino a los visitantes de toda clase y a los turistas. Es decir, el centro de Madrid no es de los vecinos del centro sino de todos los madrileños, es el foro de la vida de los 6,5 millones de habitantes de la capital. Pues bien, doña Manuela Carmena ha conseguido que el centro de Madrid esté hecho un asco, sucio. Repugnante, al tiempo que ha permitido que reine la impunidad: ruidos, suciedad, droga, matonismo con los vecinos, etc. Además, el centro de Madrid está colapsado por la neurosis verde de Manuela Carmena, pues los comunistas del siglo XX se han convertido en los ecologistas del siglo XXI. Los famosos carriles-bici han conseguido que todo el efecto positivo de la faraónica obra de soterramiento de Gallardón, no haya servido para nada, aunque seguimos pagando su deuda. Zonas como las de Gran Vía o los Bulevares no han colapsado el tráfico allí mismo, sino en todas las entradas de la ciudad. Por supuesto, para carriles-bici infrautilizados y peligrosos. Sucia, colapsada, insegura y matonil. Los profesionales del robo de la propiedad ajena disfrazados de okupas, han vuelto a enseñorearse de Madrid. Nada de familias desahuciadas, caraduras que no están dispuestos a pagar un euro por instalarse allí donde les viene en gana. Y violentos capaces de enfrentarse a la policía municipal y esperar a que la lentísima justicia acuda a echarles de la mano de los antidisturbios. Por ejemplo, los barrios de Argüelles y Moncloa empiezan a sufrir la impunidad de los okupas. Manuela Carmena se está cargando el centro de Madrid. Pero a ella no le preocupa, porque así fastidia a los ricos. La peor alcaldesa de Madrid, sin duda, pero ella se dice la mejor. Eulogio López [email protected]