• El ex ministro Fernández: "la historia del siglo XXI español la escribieron los masones".
  • Se presenta en Madrid la biografía de la religiosa concepcionista.
  • La monja de las llagas… reales.
  • Sufrir los estigmas de Cristo no es plato de buen gusto, pero solo se concede a los elegidos.
El catedrático de Historia Contemporánea, Javier Paredes, presentó el pasado jueves 18 su libro Vida admirable. Es decir, la biografía de Sor Patrocinio, aquella 'monja de las llagas' cuya historia que quiso ser discreta, muy a su pesar llenó todo el siglo XIX español. Sí, esa centuria en la que Paredes es especialista y que supone el último siglo antes de que la humanidad se amodorrara y pasara del pensamiento al empirismo, de los principios a los sentimientos y de las ideas a las identidades. De Sor Patrocinio gozó de dones preternaturales, algo siempre molesto para algunos e increíble para los más. Sobre todo, fue 'regalada' con los estigmas de Cristo en la cruz -un premio del que huiríamos muchos- y naturalmente fue blanco de dianas desde todos los flancos. De los malos, los liberales del XIX, padres de los progres del XX y de los blasfemos del XXI, y también de los buenos, que son los ataques que más joroban. Yo he oído a un consagrado católico, historiador por más señas, hablar de Sor Patrocinio con esta conclusión: "eso de la llaga resulta muy rarote". Pero resulta que sí, que, al igual que San Francisco de Asís, el Padre Pío y algún otro, Sor Patrocinio tenía llagas sangrantes en manos, pies y costado. Aquí opera el principio de Chesterton: ante el hecho extraordinario, el creyente lo contempla y asiente o refuta el engaño. Su fe no depende del hecho extraordinario. Por el contrario, el comecuras y/o amante de la ciencia se niega a contemplar el milagro, no vaya a ser que sea cierto y le obligue a abandonar su cómodo ateísmo. La obra es Sor María Isabel de Jesús, su principal ayudante y secretaria, una biografía de Sor Patrocinio que dobla el grosor, por las notas a pie de página, más de 300, del profesor Paredes, en lo que constituye un libro clave para conocer la historia del siglo XIX, libro de persecuciones contra los cristianos en toda Europa y especialmente en España, sobre todo alrededor del gran latrocinio de la amortización eclesial. La monja sangrante fue perseguida por los liberales y condenada por los conservadores. Torturada, desterrada, perseguida, en sus ratos libres fundó 18 monasterios, al tiempo que se convirtió en directora espiritual, junto a San Antonio María Claret (otro calumniado) de la reina Isabel II a quien algún día habrá que hacer justicia. Y de paso, Sor Patrocinio, es la vidente de la última aparición mariana acaecida en Madrid (Virgen del Olvido). El libro merece la pena. Para saber historia, para saber de Dios, para saber de una personalidad extraordinaria. De postre, el ex ministro del Interior, Jorge Fernández, uno de los presentadores de la obra, en el monasterio concepcionista de Blasco de Garay (ver imagen), soltó la siguiente perla: "la historia del siglo XXI español la escribieron los masones". No le arriendo la ganancia a quien ose contradecirle. ¡Menudo culturón tiene el tío! Malgastado en la política, claro está. Eulogio López [email protected]