• No porque la conscripción mejore el ejército…
  • Sino porque todos debemos acostumbrarnos a que las deudas con la sociedad también se pagan.
  • Incluida la seguridad.
  • Y porque el peligro de hoy se llama mercenarios, la guerra profesional.
  • Enseñar a matar: las armas no matan, matan los hombres.
Pocas veces me han insultado tanto como cuando he propuesto el regreso del servicio militar obligatorio. Ahora resulta que Emmanuel 'Lolito' Macron quiere reinstaurar la mili en Francia. Y claro si lo propone Lolito Macron la cosa se vuelve 'modelna' y aceptable. Pero la conscripción no se debe restaurar para mejorar el ejército sino para recuperar el sentido común, el viejo sentido de que todos debemos acostumbrarnos a que las deudas con la sociedad también se pagan. Incluida la deuda de la seguridad. O, si lo prefieren, de que todos debemos devolver a la sociedad algo de lo que la sociedad nos da. Y porque el peligro de hoy se llama mercenarios, la guerra profesional. Y que la mili enseña a matar: las armas no matan, matan los hombres. El soldado no cobra por matar, el mercenario sí. Eulogio López [email protected]