¿José Antonio Monago candidato del PP a la Junta de Extremadura? Pero, señor Casado, ¿usted de qué va y, sobre todo, ¿dónde va? Monago es un progre de derechas, es decir, un abortero progre, y un demagogo que podía estar en Podemos, con sus famosos neo-impuestos a la banca y demás chorradas. Monago es un abortista y demagogo, cuyo asesor fue Iván Redondo, actual ideólogo de Pedro Sánchez, un hombre sin ideas pero que las maneja todas. 

Primero, se rodea de Maroto y de Montserrat: dos puntales para acrisolar los valores cristianos del PP

Nada más ser elegido, usted tenía que haber reformado la línea directiva de su partido, y lo que hizo fue situar a su izquierda a Javier Maroto y a su derecha a Dolors Montserrat, ‘uséase’, dos puntales para acrisolar los valores, hoy llamados conservadores, antes cristianos, del Partido Popular… como quien dice.

Y al tiempo, debía usted haber hecho un acto de fe en esos valores cristianos que constituyen la esencia del PP, para marcar el terreno ante los extraños, pero, sobre todo, a los propios.

¿Se ha olvidado el líder de los populares de que Ciudadanos le está quitando votos? ¿Se ha olvidado de que ha aparecido Vox?

Luego viene -debió haber venido- la elaboración de una nueva estructura regional, con congresos en todas las regiones para hacer un partido a su medida y terminar con la perversión centro-reformista de Rajoy. Cierto que le pillaron con el pie cambiado en Andalucía, y tuvo que aceptar a Moreno Bonilla, uno de los lamentables personajes del sorayismo. Pero el resto…

Dos notas. ‘Remember’? Pablo: si la gente puede votar a Vox y a C’s, ¿por qué iba a votar al PP?

Y si la gente puede votar a Vox y a Cs, ¿por qué iba a votar al PP?

Y si lo quieren en tono definitivo y en materia de valores: el líder del PP ha dicho que opta por la ley abortista de 1985. Pues para eso, campeón, nos habíamos quedado con Soraya… o con Rivera, o con Sánchez.

Me dicen en Génova que Casado piensa en una alianza de derechas, menos escandalosa, sin duda, de la que fue y es la actual alianza de izquierdas de Pedro Sánchez para la moción de censura a Rajoy, donde había hasta proetarras. La alianza de Casado sería PP-Cs-Vox con inicio en Andalucía. De acuerdo, pero es que los que quieran votar derecha económica y jacobina ya la tienen en Ciudadanos y los que quieran principios cristianos (más o menos, ojo), como la familia o la unidad de España, ya los tienen en Vox. Y entonces, ¿qué le queda al PP?

En materia de valores, el líder del PP ha dicho que opta por la ley abortista de 1985. Pues para eso, campeón, nos habíamos quedado con Soraya… o con Rivera, o con Sánchez

Casado tuvo que aceptar a Moreno Bonilla, personajete, no sólo marianista sino sorayista, porque no tuvo tiempo de buscar otro rostro en Andalucía. De acuerdo, pero lo de Monago no se sostiene. Debería haber convocado 17 congresos regionales en dos meses y renovar el PP. Ahora mismo, lo sigo viendo trufado de marianista esperando que don Pablo se la pegue. Y si no reacciona y sigue haciéndose el progre, se la pegará.