• Y rara vez se cumplen.
  • La crisis del PP y la crisis de España.
  • Cuanto más largo el Aranzadi peor, mucho peor.
  • Dicho de otra forma, a más leyes menos justicia
Como el viejo chiste a nadie atribuido, ergo atribuido a todos: Tenemos 35 millones de leyes para que se cumplan los 10 mandamientos. El presidente del Parlament, un tal Torrent, se empeña en que Puigdemont, el presidente a la fuga, pueda ser investido a distancia y gobernar a distancia. Entonces ha llevado a España ante el tribunal de Estrasburgo, lo que generará más fallos, sentencias que crearán jurisprudencia y modificarán las leyes. Nada de digitalizarse, el Aranzadi empezó a crecer de forma desmesurada, con serio peligro para la masa forestal. Necesitamos miles de leyes para cumplir los 10 mandamientos. O mejor, las necesitamos porque no somos capaces de cumplir esos 10 mandamientos. Y, en enfrentamiento continuo, precisamos que nos impongan nuestros actos o que actuamos por miedo al castigo. Además la justicia que necesita tanta norma suele resultar bastante injusta. ¿Comprenden ahora el problema catalán? Verbigracia, que hay otros muchos ejemplos. Eulogio López [email protected]