• La Sala Roja de los Teatros del Canal acogerá una bacanal que durará ¡24 horas!
  • La obra 'Mount Olympus. To Glorify the Cult of Tragedy' incluye escenas de sexo explícito. O sea, fornicio.
  • Y más: masturbaciones, erecciones e incluso 'fisting' (un actor introduce el puño en el ano de otro actor). Puro lirismo.
  • Un espectáculo súper-artístico, porque el arte es vida... y la cópula también.
  • Y es que todo cabe en esta versión de 33 tragedias griegas dirigida por el polémico Jan Fabre.
  • Claro que el director belga presume de que todo esto "es la vida" y busca provocar una "catarsis física y mental" en los espectadores.
  • ¿Y no resulta una jornada laboral excesiva? ¡Qué va! Los actores tendrán descansos en sacos de dormir, en el escenario. Bueno, para lo que quieran, porque este arte es vida.
  • Y los espectadores tendrán una zona de descanso, la cafetería (camareros totalmente vestidos) abierta las 24 horas y podrán salir a la calle. Todo para despejarse de tanto arte.
Parece que podemos respirar tranquilos porque aún queda arte en Madrid, ¡menos mal! Y todo ello gracias a la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes (en la imagen), que sólo piensa en la formación de los madrileños. Por eso la Sala Roja de los Teatros del Canal, que gestiona la empresa Clece, en nombre de la Comunidad de Madrid, acogerá una bacanal que durará ¡24 horas! Sí, un día entero para contemplar la obra 'Mount Olympus. To Glorify the Cult of Tragedy' ('Monte Olimpo. Para glorificar el culto de la tragedia') que incluye escenas de sexo explícito. Todo muy progre como pueden ver. Por ejemplo: los espectadores podrán ver masturbaciones, erecciones e incluso fisting (un actor introduce el puño en el ano de otro actor) en riguroso directo. Un espectáculo súper-artístico y en la Sala Roja, donde dicho color también será protagonista porque no faltará la sangre. Y es que todo cabe en esta versión libre de 33 tragedias griegas dirigida por el polémico Jan Fabre. Claro que el director belga presume de que todo esto "es la vida" (¡será la suya!) y busca provocar una "catarsis física y mental" en los espectadores. Todo sea por la catarsis. ¿Y no resulta una jornada laboral excesiva? No, ¡qué va! Los actores tendrán descansos en sacos de dormir en el escenario. Increíble, pero cierto. ¿Y los espectadores? Tendrán una zona de descanso para poder echar una cabezadita, la cafetería abierta las 24 horas y podrán salir a la calle. Todo ello para despejarse de tanto arte y de la gente: las 800 localidades de la sala están agotadas ¡desde hace meses! Pero ¿qué pasa con el personal de la cafetería, el vestido? Las noticias publicadas (por ejemplo, en La Razón) no detallan si también tienen esos descansos, pero claro, el esfuerzo vale la pena en pro del arte... Y por cierto, no sólo lo avala Cifuentes, también RTVE: no perdió la ocasión de promocionarlo en su telediario nocturno (el de mayor audiencia) de La 1 y también lo ha anunciado varias veces en el Canal 24 horas. ¡Viva el arte! ¡Y cuanto más progre, mejor! Naturalmente, ni un solo juicio de valor al respecto. Hablamos de arte. Cristina Martín [email protected]