• Paralelamente la operadora mantiene una demanda contra los que fueron máximos responsables de ONO (Castellano, Portela y Sagasta) por mala gestión.
  • Nada más comprar ONO, Vodafone tuvo que abonar una multa de 70 millones a Hacienda por el fraude fiscal detectado en la cablera en relación al negocio de reventa de tráfico para llamadas internacionales.
  • En total, los bonus 'retenidos' por Vodafone y que corresponden a los exdirectivos de ONO ascienden a 65 millones de euros.
Vodafone ha recurrido la sentencia del juzgado de primera instancia número 61 de Madrid, que le condenaba a pagar, al expresidente de ONO, el bono correspondiente por la venta de la cablera, en 2014. Como la operación se cerró en 7.200 millones, la cantidad que debía abonar a José María Castellano (en la imagen) era de 24 millones más los intereses. En total, 27 'kilos'. Como recordarán, el origen del conflicto fue la denuncia que en su día realizó Vodafone por considerar que ONO había revendido llamadas nacionales e internacionales a un tercero que no pagó el IVA correspondiente. Al final, la teleco tuvo que pagar a Hacienda una multa de 70 millones de euros. No obstante, antes de que la Agencia Tributaria decidiera sobre el asunto, la teleco decidió retener unos 60 millones de euros en previsión de la decisión final del organismo público, y no pagar los bonus a la cúpula de ONO correspondientes a la venta de la cablera. En total, estamos hablando de 65 millones de euros (25 millones de Castellano y Portela, y 15 millones de Sagasta). Ante la decisión de Vodafone, el expresidente de ONO, José María Castellano, la ex consejera delegada, Rosalía Portela, y el ex director financiero, Carlos Sagasta, demandaron a la operadora. Era el mes de diciembre de 2014. Casi tres años después, en junio de 2017, conocimos la primera sentencia: Vodafone tenía que pagar el bono a Castellano. Sentencia que ahora ha recurrido la teleco ante la Audiencia Provincial de Madrid. Pablo Ferrer [email protected]