• Insiste en que acudirá a la cita aunque no está invitado, y eso, para el chavista, no tiene fundamento jurídico.
  • El Gobierno de Perú retiró la invitación a Maduro y advirtió que impedirá su entrada en territorio peruano.
  • En el fondo, Perú, y otros países de la zona hispana, consideran que Maduro es un dictador Simplemente.
El Gobierno venezolano afirmó este domingo que el presidente Nicolás Maduro asistirá puntualmente a la cumbre de las Américas que se realizará en abril en Lima, a pesar de que el Perú vetó su participación, publica DW. El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, así lo comunicó en un mensaje en Twitter, en el que difundió una carta de respuesta a su colega peruana, Cayetana Aljovín, sobre la decisión de revocar la invitación al gobernante venezolano. Arreaza indicó que es difícil concebir que el Gobierno peruano, como organizador de la cita, incurra en "tan notorio irrespeto a los principios más elementales del derecho internacional", así como a las normas básicas que regulan la organización y participación en reuniones de alto nivel. "La pretensión del Gobierno de Perú de retirar la invitación al jefe de Estado de Venezuela para participar en la VIII cumbre de las Américas, a celebrarse en Lima los días 13 y 14 de abril de 2018, no es solo infundada desde el punto de vista jurídico, sino que además es errática y unilateral", manifestó Arreaza. Según el político, a Perú solo le corresponde extender la invitación a los dignatarios, organizar la reunión y brindar las facilidades logísticas, de seguridad y resguardo a los participantes, además de conducir las negociaciones del documento que se aspira adopten los mandatarios. El Gobierno del Perú retiró la invitación a Maduro y advirtió que impedirá su entrada en territorio peruano en una decisión tomada después de la más reciente reunión del Grupo de Lima, creado para proponer salidas a la crisis venezolana. Aljovín indicó en una entrevista publicada este domingo por el diario La República que, en el caso de que Maduro cumpla igualmente su palabra de viajar a la capital peruana para la reunión, "todo Estado tiene facultades y procedimientos administrativos para establecer medidas cuando una persona no es bienvenida". La canciller peruana afirmó sentirse respaldada por el Grupo de Lima aunque en la declaración emitida tras la reunión celebrada este martes solo decían que la respetaban. La misma Aljovín anotó en una columna publicada este domingo en el diario El Comercio que ese documento multilateral establece que "la alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático de un Estado constituye un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno en el proceso de cumbres americanas". El Grupo de Lima fue creado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, ante la imposibilidad de aprobar resoluciones sobre Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) debido al bloqueo de los países caribeños. José Ángel Gutiérrez [email protected]