• Felipe González marca la diferencia con ZP: asegura que él no ha mediado con un régimen chavista que considera totalitario.
  • Y compara a la Venezuela chavista con la dictadura del izquierdista Ceaucescu o del derechista Pinochet.
  • El comunista Maduro, ya sin careta, vuelve a detener a los opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma
  • Ya había advertido sobre futuras detenciones de líderes opositores una vez fuera elegida el domingo 'su Asamblea' constituyente.
  • La 'supuesta' aprobación en referéndum de la chavista y nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ha cosechado un amplio rechazo internacional.
  • Estados Unidos impuso el pasado lunes sanciones económicas directas al presidente-dictador de Venezuela.
  • Colombia, Argentina, Perú, Panamá, México, Costa Rica y Paraguay, entre otros, reiteraron su advertencia de que no reconocerán la Asamblea Constituyente y urgieron a Maduro a restablecer la democracia.
Felipe González marca la diferencia con ZP: asegura que él no ha mediado con un régimen chavista que considera totalitario, en una entrevista telefónica para RTVE. Y es que su correligionario y también expresidente, insiste en dialogar con el leninista Maduro. Y compara a la Venezuela chavista con la dictadura del izquierdista Ceaucescu o del derechista Pinochet. Es más: aunque González seguro que no está favor de un golpe de Estado, también ha pedido al ejército venezolano que no masacre a su pueblo. Además, exige a Maduro que libere a los más de 500 presos políticos. Frente a esto, Felipe González asegura que la solución es asilar internacionalmente a Venezuela. En el entretanto, Estados Unidos impuso el pasado lunes sanciones económicas directas al presidente-dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, entre las que figura la congelación de activos bajo jurisdicción estadounidense y prohíbe las transacciones financieras con él por parte de ciudadanos de EEUU. La medida anunciada por el Departamento del Tesoro se produce un día después de la 'supuesta' aprobación en referéndum de la nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que reescribirá la Constitución venezolana y tendrá poderes especiales sobre el resto de las instituciones del Estado. Las elecciones a la Constituyente han cosechado un amplio rechazo internacional. La UE considera que una Asamblea Constituyente, elegida "en condiciones dudosas" no puede ser parte de la solución. Además, condenó el "desproporcionado" uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad durante la jornada de votación. Colombia, Argentina, Perú, Panamá, México, Costa Rica y Paraguay, entre otros, reiteraron su advertencia de que no reconocerán la Asamblea Constituyente y urgieron a Maduro a restablecer la democracia. Frente a ellos, el presidente de Bolivia, Evo Morales, felicitó "al pueblo venezolano" por su participación en la elección y afirmó que Venezuela "es la punta de lanza contra el imperio". Mientras, Moscú pidió a la comunidad internacional "contención" y la renuncia a los planes "destructivos" de presionar a Venezuela. En España, Gobierno y PSOE niegan toda validez a la Constituyente, mientras que Ciudadanos reclama al Ejecutivo medidas "más contundentes" ante la situación en Venezuela. Por el contrario, IU calificó de "éxito" la elección de la Constituyente, y Podemos abogó por un "proceso de reconciliación". Entretanto, en Venezuela, Maduro amenaza con el desmantelamiento del Parlamento y de la Fiscalía. Por su parte, la oposición mantiene su agenda de protestas y la fiscal general, Luisa Ortega, rechazó la Constituyente por ser una "ambición dictatorial" de Maduro. Además, la fiscal anunció que ha ordenado el inicio de una investigación penal de los delitos asociados a la elección de la Constituyente. Y en ese contexto, los dirigentes opositores venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma (ambos en la imagen) fueron sacados a la medianoche del lunes desde sus casas, donde permanecían bajo arresto domiciliario, denunciaron el martes en la madrugada la esposa de López y la hija de Ledezma en sus cuentas de Twitter, informa ReutersLilian Tintori y Vanessa Ledezma dijeron desconocer el paradero de los líderes políticos, al tiempo que difundieron vídeos donde mostraban cómo agentes del servicio de inteligencia venezolano obligaban a López a abordar un vehículo y empujaban a Ledezma en pijama a las puertas de sus residencias. A principios de julio, la justicia venezolana había concedido el arresto domiciliario a López, después de permanecer más de tres años en una cárcel militar acusado de instigar protestas antigubernamentales. Ledezma también recibió el beneficio en el 2015 como una medida humanitaria. Maduro ya había advertido sobre futuras detenciones de líderes opositores una vez fuera elegida el domingo 'su Asamblea'. Solo queda solidarizarse con los venezolanos y esperar un milagro, como el que pedían sus obispos a la Virgen María, para que librase al país de las garras del comunismo. Andrés Velázquez [email protected]