• En cualquier caso, la propia entidad da a entender que no tiene dinero para amortizarlos.
  • Y eso no ayuda a la cotización.
  • Tampoco lo hacen las cláusulas suelo o los riesgos que entraña la deuda híbrida de España Duero.
Como decíamos ayer miércoles, Unicaja sale a Bolsa -viernes 30- pero sin desactivar la orden de venta de la entidad. Precisamente, entre los riesgos que la entidad señala en el folleto de la OPV, hay uno especialmente significativo: "Si no podemos desembolsar los CoCos del FROB íntegramente, el FROB o cualquier titular posterior de los CoCos del FROB podrá convertir en acciones ordinarias de España Duero estos títulos y convertirse en accionista mayoritario de España Duero", señala, por supuesto, en inglés (página 54 del folleto). Es el plan B de Braulio Medel, al que no ha renunciado: si alguien compra mis CoCos se hace con el control. En cualquier caso, la propia entidad da a entender que no tiene dinero para amortizar los CoCos y advierte: la imposibilidad de reembolsar los CoCos podría limitar nuestra capacidad de distribuir dividendos. Eso, evidentemente, no ayuda a la cotización. Ya veremos cómo se estrena el valor, que saldrá en la parte más baja del rango (1,10 euros). Tampoco juegan a favor otros riesgos que el banco enumera en el folleto. A saber: las cláusulas suelo, la deuda híbrida y las posibles demandas asociadas a ella, la revisión del régimen de activos fiscales, la ruptura de acuerdos de bancaseguros, etc. Vamos, una oportunidad como pocas. Pablo Ferrer [email protected]