• Es uno de los especialistas que el Banco de España más ha utilizado para salvar entidades en crisis.
  • Muela vivió el felipismo y nunca estuvo de acuerdo con la tendencia a convertir las cajas en bancos.
Manuel Muela Martín-Buitrago (en la imagen) se incorpora al Consejo de Unicaja Banco. Y esta cuestión no es baladí, porque Muela fue durante los años de crisis de la caja de ahorros, el hombre del Banco de España para solucionar todo tipo de entuertos. Lo hizo bien, pero aún más importante resulta que Muela es uno de los pocos gestores financieros que sigue creyendo en la naturaleza mutual de las antiguas cajas de ahorros y en su superioridad sobre los bancos en muchos aspectos. Recuerden que cuando PSOE y PP, Zapatero y Rajoy desamortizaron las cajas de ahorros, la obsesión de ambos  no era sólo convertirlas en bancos S.A. sino en hacerlas grandes porque lo pequeño molestaba. De ahí que, hoy día, muchos han dictaminado que Unicaja tenía que ser absorbida (por Ibercaja) y Liberbank, lo mismo. Pues bien, ahora que suben los tipos y la presión pro-fusión no es tan grande, el ascenso de Manuel Muela, llegado desde Caja Duero, puede ser fundamental para mantener la independencia del entramado y negar la tontuna del BCE: el banco grande es bueno. Mentira: un banco bueno no es el que tiene mucho capital sino poca morosidad. Eulogio López [email protected]