• Wagner ha atribuido su conversión al apoyo dado por la Iglesia protestante al matrimonio entre personas del mismo sexo.
  • Reconoce que varios religiosos han acudido con menores de edad a las celebraciones del orgullo gay: "Eso no es posible".
  • Ha aclarado que seguirá militando en la formación ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y ha prometido tender puentes entre religiones.
Un dirigente del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), Arthur Wagner (en la imagen), ha anunciado que pasará a llamarse Ahmad tras convertirse al Islam, a pesar precisamente de que su formación ha sido una de las más críticas contra la llegada de refugiados y la creciente presencia de musulmanes, según La Razón. "Creo que no hay otro dios que Alá", ha afirmado Wagner en una entrevista al diario 'Bild' en la que ha explicado que abrazó su nueva religión durante un acto en una mezquita en 2017. Wagner ha atribuido su conversión al apoyo dado por la Iglesia protestante al matrimonio entre personas del mismo sexo y a que varios religiosos hayan acudido con menores de edad a las celebraciones del orgullo gay. "Eso no es posible", ha sentenciado. Luego, el contacto con musulmanes le llevó a buscar la religiosidad en el islam, hasta que optó por dar el paso definitivo, tras un viaje que realizó el pasado octubre a la república rusa de Bachkortostán, de mayoría musulmana, situada entre el Volga y los Urales. El antiguo jefe del AfD en el estado de Brandeburgo ha aclarado que seguirá militando en la formación ultraderechista y ha prometido tender puentes entre religiones, a pesar de las amenazas que habría recibido desde que anunció su conversión al islam. "Alguien me escribió que debería dejar Alemania inmediatamente, antes de que comenzase a hacer bombas", ha dicho. El AfD, que públicamente ha esgrimido que el islam no forma parte de Alemania, logró por primera vez en 2017 escaños en el Parlamento federal, gracias a una serie de mensajes que abogan por el endurecimiento de los controles migratorios para evitar que se repitan llegadas masivas como las de 2015. Nada que extrañar: recuerden que los alemanes, ya antes del nazismo, siempre se han entendido con los musulmanes, por ejemplo, durante la I Guerra Mundial. Andrés Velázquez [email protected]