• El actual presidente EEUU firmó un memorando en que insta a su fiscal general a proponer una norma que prohíba la venta de piezas que convierten un arma semiautomática en automática.
  • De hecho, el tirador de Las Vegas, cuyos 12 fusiles estaban equipados con este sistema, disparó así con una velocidad de hasta 9 balas por segundo.
Como informamos ayer, tras el asesinato de 17 alumnos en un tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, de Parkland, Florida, el presidente de EEUU, Donald Trump, sugirió la posibilidad de contar con profesores armados, de manera encubierta, en las escuelas para evitar eventuales ataques. En concreto, Trump propuso armar al 20% de los maestros para evitar matanzas. El mandatario, sin embargo, aclaró que la iniciativa "solo funciona si tenemos gente adepta a usar armas de fuego, y tenemos muchas. Serían profesores y entrenadores". "Esto sería obviamente para personas adeptas a manipular un arma. Y sería con porte encubierto". En ese contexto, la Asociación Nacional del Rifle de EEUU se ha ofrecido para adiestrar a los profesores en el manejo de armas, según ABC. Pero hay algo interesante que destacar de todo esto: el presidente republicano también firmó un memorando en que insta a su fiscal general a proponer una norma que prohíba la venta de piezas que convierten un arma semiautomática en automática y la hacen por tanto más letal, como una ametralladora. Es la primera vez que Trump defiende activamente como mandatario restricciones a la compraventa de armas. Y, curiosamente ese mecanismo fue aprobado en 2010 por el supuestamente pacifista Barack Obama… Y es que, por ejemplo, como consecuencia del tiroteo mortal de Las Vegas, que provocó 58 muertes en octubre del 2017, la Casa Blanca, legisladores republicanos e incluso la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) -el todopoderoso lobi favorable a las armas de fuego- consideraron que estos mecanismos debían estar sujetos a un mayor control. Pero cinco meses después, lo cierto es que nada ha cambiado al respecto en el Congreso. El tirador de Las Vegas, cuyos 12 fusiles estaban equipados con este sistema, disparó así con una velocidad de hasta 9 balas por segundo. Andrés Velázquez [email protected]