• El exprimer ministro laborista británico propone que el Reino Unido siga en la UE y, eso sí, renegocie sobre la inmigración.
  • Pero él fue el primer ministro que avaló la política de fronteras abiertas durante su mandato, lo que provocó un gran aumento en la inmigración en Reino Unido.
El exprimer ministro laborista británico Tony Blair (en la imagen) ha tenido una original idea para que su país siga en Europa y dejar sin efecto el Brexit: se trata de renegociar las normas de inmigración. Un informe realizado por su Instituto para el Cambio Global propone varias medidas para ello. Lo curioso es que precisamente Blair fue el primer ministro que avaló la política de fronteras abiertas durante su legislatura, lo que provocó un gran aumento en la inmigración cuando entraron nuevos países en la UE en 2004, recoge El Mundo. "En ese momento la economía era fuerte y necesitábamos trabajadores", se defiende el que fuera ex premier entre 1997 y 2007. "El momento era diferente, el sentimiento era diferente y algunos políticos muy inteligentes han sacado provecho de ese cambio". "Si de verdad cree que el Brexit es el camino correcto, entonces tómelo. Pero si no, al menos inténtelo de otra forma, una que lidie con las ansiedades que todo esto tiene detrás a través de soluciones que funcionen para alejar a este país del inmenso daño que un Brexit duro -y francamente no se ofrece ningún otro- va a causar", pidió el ex mandatario. Ahora bien, entonces, ¿para qué sirven los referendos? Andrés Velázquez [email protected]