• Considera que la deuda es perfectamente asumible: olvídense, incluso, de ventas de 'cuarenta y nueves por cientos'.
  • Pallete considera imposible una opa de Deutsche Telekom, por razones políticas, y de AT&T, por razones geoestratégicas, por el enfrentamiento de Trump con Bruselas.
  • Lo que sí le preocupa, y ocupa, al presidente de Telefónica es la alianza entre Vodafone y Liberty.
  • Y es que, por el momento, nadie sabe cómo hacer rentables los contenidos de televisión en una teleco.

José María Álvarez-Pallete ha impuesto su estrategia en Telefónica y ya no piensa en vender sino en comprar. Es un giro de ciento ochenta grados respecto a los planes que han guiado a la teleco hasta el momento por culpa, fundamentalmente, de la deuda. Y es que algunos analistas piensan que los 44.230 millones de euros de deuda financiera neta con los que cerró 2017 siguen siendo muchos millones y que lo primordial en la compañía es reducirla. Pero el presidente no opina lo mismo. Es más, Pallete considera que ha llegado el momento de comprar porque la deuda es perfectamente asumible gracias a los ingresos y a la generación de ebitda de la compañía. Pallete considera, incluso, y a la vista de los resultados de 2017, que no será necesario vender 'cuarenta y nueves por cientos', es decir, participaciones importantes de filiales. La deuda no ha sido lo único que ha acechado a la compañía en los últimos meses. El riesgo de una opa también ha sobrevolado a la teleco, tal y como adelantó Hispanidad en su momento. Dos interesados: Deutsche Telekom y AT&T a los que Pallete no teme. Por un lado, porque considera que una opa de la alemana es imposible por razones políticas. En definitiva, Pallete cree que DT no se expondría al más que probable rechazo del Gobierno español. Una opa de AT&T tampoco entra en la cabeza de Pallete, esta vez por razones geoestratégicas y geopolíticas por el enfrentamiento actual entre Trump y la Unión Europea. Desde luego, no parece que sea el mejor momento para que una empresa norteamericana lance una opa sobre una europea. Ni la deuda ni una posible opa, lo que realmente preocupa a Pallete es el acuerdo al que podrían llegar Vodafone y Liberty. La primera, fuerte en móvil fibra, y la segunda, en cable y televisión. Y es que nadie sabe, por el momento, cómo hacer rentable el negocio de los contenidos televisivos. Tal vez el mejor camino sea, precisamente, el de las alianzas. Pablo Ferrer [email protected]