• El candidato a canciller del Partido Socialdemócrata alemán arremete contra Merkel, que a su juicio,  "se niega a debatir el futuro del país", lo que es "un ataque a la democracia".
  • Y como medida progre, asegura que no entrará en ninguna coalición que no se comprometa a aprobar el matrimonio entre homosexuales.
El Partido Socialdemócrata alemán pierde cada vez más votos, como se ha visto en las últimas elecciones regionales. Por eso, su candidato Martin Schulz (en la imagen) tiene que hacer algo. Y se ha puesto, a lo Pedro Sánchez, en modo progre. Lo último que propuso el líder socialista español fue la eutanasia y el laicismo. Por su parte, el alemán se ha puesto a atacar fuertemente a la canciller Angela Merkel (CDU) al criticarla por "negarse sistemáticamente a debatir el futuro del país". "Se trata de un ataque a la democracia", aseveró, recoge DW. Según Schulz, en los últimos años Merkel está utilizando esta táctica de no hablar claramente y no tomar posición, y le va bien con eso. Pero "no en 2017," dijo Schulz a los delegados del partido. El candidato a canciller de la socialdemocracia alemana ve esto como su desafío "para llevar a cabo el cambio y, al mismo tiempo, para asegurar justicia social", subrayó Schulz. Es la "misión" del SPD, "garantizar la dignidad del ser humano en tiempos de tremendos cambios radicales para poder avanzar, pero colocando a la gente siempre en el centro de esos cambios", añadió. Y segundo, proponiendo medidas como el matrimonio gay. De hecho, el candidato socialdemócrata alemán aseguró también que no entrará en ninguna coalición tras los comicios que no se comprometa a aprobar el matrimonio entre homosexuales. Lo más importante, el gaymonio. Andrés Velázquez [email protected]