• Álvaro Antonio Cardoso de Souza es consejero de WWF.
  • Y fue conseguidor de fondos para el partido verde en las elecciones brasileñas de 2010.
  • Botín apuesta claramente por Brasil, un país todavía poco bancarizado.
  • Ahora mismo, con el 26%, es el país que más aporta al beneficio ordinario del grupo.
El Consejo de Administración del Santander cuenta con un nuevo miembro: Álvaro Antonio Cardoso de Souza (en la imagen), actualmente, presidente no ejecutivo de la filial brasileña del banco. Además, según la nota remitida este miércoles por el banco, es director de ADS-Gestao, Consultoria e Investimentos; presidente del consejo de administración del fondo brasileño para la Biodiversidad (FUNBIO), y miembro de los consejos de administración de WWF International, WWF-Brasil, Duratex SA, AmBev y Grupo Libra. Anteriormente, trabajó durante 32 años en Citibank Prívate Bank, entidad de la que llegó a ser presidente. Menos conocido es el hecho de que Cardoso, de 70 años de edad, fue el conseguidor de fondos de la campaña de Marina Silva (Partido Verde) en las elecciones de 2010. No fue el primer contacto entre ambos. De hecho, se conocieron cuando Silva era ministra de Medio Ambiente y él presidente de WWF. Su habilidad para recaudar fondos está más que contrastada. Un ejemplo: cuando el Santos Fútbol Club quiso fichar a Robinho, entonces en el Manchester City, se topó con una muralla casi insalvable: el sueldo del futbolista. Pero entonces llegó Cardoso y, tras unas cuantas llamadas, solucionó el asunto y Robinho volvió a Brasil. Posiblemente, una de las cosas que Botín tiene más claras es su apuesta por Brasil, un país que aún está poco bancarizado. Y en 2017 no le salió mal: Brasil, con el 26%, fue la franquicia que más aportó al beneficio ordinario del grupo. Pablo Ferrer [email protected]