• La venta de su filial minorista en EEUU le aporta 402 millones de euros.
  • Martínez permanece con el 5% del capital.
  • Planeta está tranquilo: ya ha provisionado.
  • El mosqueo es con Gilinski.
  • En el banco siguen sin saber qué porcentaje están en manos del colombiano.
El Sabadell ha confirmado este martes la venta de su filial norteamericana United Bank por 1.005 millones de dólares (en euros, unos 850,6 millones). El comprador es Iberiabank Corporation (IBKC). La operación es importante. Primero, por los números: aportará 402 millones de euros a las cuentas del Sabadell, incluidas las plusvalías. Y, segundo y más importante, porque supone un paso significativo en la estrategia a seguir a partir de ahora: vender todo lo que no sea prioritario. Concretando: tras el británico TSB, el foco está en México, un mercado prometedor y en el que el Sabadell quiere crecer de manera orgánica, sin compras. El banco que preside Josep Oliu camina hacia la "normalización", tal y como señaló el Ceo, Jaime Guardiola, el viernes 28 de julio durante la presentación de resultados del primer semestre. En otras palabras, el ROF tendrá cada vez menos peso en la cuenta de resultados y dará paso a un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) del 10%. Es el objetivo que persigue el nuevo plan estratégico que presentará la entidad tras el verano. En esta nueva etapa marcada por la búsqueda de la rentabilidad, Oliu cuenta con el núcleo duro de accionistas. El mexicano David Martínez no ha variado su participación y Planeta está tranquilo porque ya ha provisionado todo lo que tenía que provisionar. El único que inquieta es Jaime Gilinski: en el banco aún no conoce qué porcentaje ostenta exactamente el colombiano después de que redujera su participación por debajo del 3%, en noviembre de 2016. Recuerden: Gilinski participó, junto a Martínez, en la reunión que mantuvo Oliu con Ángel Ron en Oviedo, en la antigua sede del Banco Herrero, tal y como adelantó Hispanidad, para intentar una fusión Sabadell-Popular. En resumen: comienza la etapa de la rentabilidad… y del crecimiento orgánico. La compra del TSB, donde siguen mandando los directivos británicos, ha sido muy positiva desde el punto de vista del negocio pero todavía se está digiriendo. Ahora se abre otro horizonte, México, pero será dentro de la etapa de "normalización". Pablo Ferrer [email protected]