• Acusa a Montoro y a Catalá de saltarse el secreto fiscal.
  • Y a Fátima Báñez de advertir a su secretaria que se alejara de él porque iba a tener problemas fiscales.
  • Por supuesto, no han faltado sus continuas menciones del que fuera su amigo, Luis de Guindos.
  • Al actual ministro de Economía le acusa de urdir el rescate de Bankia al margen del Banco de España y de otorgar los 19.000 millones de euros que solicitó Goirigolzarri sin el concurso del supervisor.
  • Por cierto, da a entender que Rajoy pidió el rescate global para España pero Europa sólo concedió ayudas a la banca.
La comparecencia, este martes, de Rodrigo Rato (en la imagen) en la comisión parlamentaria que investiga la crisis financiera ha sido intensa, dura y, en algunos momentos, ha provocado el enfrentamiento entre los distintos partidos políticos. Pedro Saura, por ejemplo, ha calificado a Rato de "delincuente compulsivo" y se ha negado a retractarse después de que se lo pidiera la presidenta de la Comisión, la canaria Ana Oramas. En esta misma línea, el diputado del PP, Miguel Ángel Paniagua, ha solicitado al de Ciudadanos, Toni Roldán, que retirara su acusación de "cartel del bipartidismo de amiguetes", dirigida tanto al PP como al PSOE. Como en el caso anterior, Roldán se ha negado. Pero para palabras duras, las dirigidas del propio Rato al que fue su partido durante 30 años. El ex ministro de Economía con Aznar, ex presidente de Bankia y ex gerente del FMI lo tiene grabado en su memoria: "A mí me detienen el 16 de abril de 2015 en mi casa, delante de mis hijos y mis vecinos, con una acusación doble en base a una denuncia de la Agencia Tributaria que todavía nadie ha sido capaz de demostrar", ha comenzado. Por cierto, una de esas acusaciones era alzamiento de bienes, que no prosperó y se retiró en 15 días. Sin esa acusación, ha explicado Rato, ningún juez habría autorizado la detención en su casa. "El 15 de abril -ha continuado- el ministro de Justicia cuenta mis datos fiscales en 'Los Desayunos' de TVE. El 15 de abril, el ministro de Hacienda habla con más habilidad de estos mismos datos en el Congreso. Todo esto después de que un medio digital, Vozpópuli, publicase que el Sepblac me estaba investigando", ha señalado. Curioso, según Rato, porque esa información se publicó después de una reunión entre el periodista y el ministro Luis de Guindos. "Luego, entre febrero y marzo de 2015, varias personas me avisan de que el Gobierno me quiere meter en la cárcel. Y la ministra de Empleo le dice a mi secretaria, en febrero de 2015, que se vaya separando de mí porque voy a tener problemas fiscales. Si a usted le da pena todo esto, le aseguro que a mí me da mucha más. He estado treinta años en el PP", ha afirmado. Montoro, Catalá, Báñez… y, por supuesto, Guindos. Rato también ha tenido palabras duras para su ex número dos y actual ministro de Economía. Por ejemplo, le ha acusado de urdir el rescate de Bankia al margen del Banco de España. Según Rato, fue la primera vez que se otorgó un rescate a una entidad sin contar con el supervisor. Concretamente, 19.000 millones de euros, la cifra que solicitó José Ignacio Goirigolzarri cuando se hizo cargo de Bankia. El ministro, por su parte, no ha querido entrar al trapo. "No voy a entrar en polémicas. Lo importante es que Bankia ahora es el banco más solvente de España  no hay interferencias políticas. Comparen ustedes", ha respondido este martes a la entrada del VIII Spain Investors Day. Por cierto, Rato ha dado a entender que Rajoy pidió un rescate para toda la economía española, pero Europa sólo le otorgó el rescate bancario de 100.000 millones. Recuerden que Rajoy siempre ha dicho que recibió muchas presiones para que pidiera el rescate global, pero que al final sólo pidió el bancario. Por supuesto, durante su intervención, Rato también se ha referido al PSOE, concretamente, al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. A los socialistas le ha acusado de paralizar las reformas que tenía previsto el Gobierno anterior. Por ejemplo, el plan hidrológico, la ley de educación y la reforma de las cajas de ahorro. Pablo Ferrer [email protected]