• El resultado obtenido por el Sabadell hasta septiembre resulta pobre.
  • El margen bruto es el que más crece pero también es la parte más frágil del balance, por el Brexit y el futuro de Cataluña.
  • Guardiola confirma que el banco traslada la Presidencia a Madrid.
  • Y que habrá ajustes en riesgos y en comerciales según lo que ocurra este viernes.
Como es mi costumbre acabo de descargarme de la CNMV los datos correspondientes al informe financiero del tercer trimestre del año que ha presentado este viernes el banco presidido por Josep Oliu para analizarlos y contarles a ustedes la marcha económica de esta importante entidad de nuestro sistema financiero. La verdad es que me está costando más de lo normal abstraerme de las imágenes patéticas y profundamente antidemocráticas que se vivieron el jueves en Cataluña, cuna de esta entidad, de donde ha tenido que 'emigrar' buscando una seguridad jurídica que no le puede garantizar el Govern de la autonomía, jaleado por las turbas encabezadas por sus socios revolucionarios de la CUP. Pero lo primero es el compromiso con ustedes y vamos a cumplir con él. Para distensionar un poco antes de pasar a los números puros y duros, el Sabadell parece que tiene mala suerte con sus ubicaciones. Compran TSB, brexit en Reino Unido. Luego, Cataluña intenta la secesión. Cuidado con Alicante. En el aspecto puramente económico, el resultado de 653,8 millones de euros (M€) ( 1,1%), obtenido a pesar de las motivaciones que ahora veremos, parece bastante pobre. Como primer análisis diremos que éste se ha visto claramente lastrado por el resultado de TSB, que ha aportado al consolidado 101M€ menos que en 2016. El margen de interés ha perdido un 0,5% respecto al ejercicio anterior, con una bajada del TSB del 3,2%, y la matriz solo crece un 0,6%. El margen bruto del grupo crece en 310,9M€ ( 7,3%), pero lo sigue haciendo gracias a los 70,2M€ más de comisiones cobradas por el Sabadell y la menor aportación al FUR en consolidado. Me parece frágil esta parte del balance, ya que será la que más sufra si las turbulencias económicas provocadas por el Brexit no cesan y la situación en Cataluña, como es previsible, se agrava en los próximos días. Sobre el margen antes de dotaciones, 2.237,7M€ ( 12,1%) más que en 2016, apuntar la contención de los gastos de personal en un 2,7%, pero los 107,2M€ destinados a tecnología y comunicaciones en el TSB han compensado este efecto. Dicen que cuando las barbas de tu vecino… Aplicado al Sabadell se traduce en que los saneamientos, en especial los de activos inmobiliarios, han crecido un 76,7% respecto al 2016, cerca de 854M€, con un ratio de morosidad sin TSB del 6,90% (en 2016 era del 8,25%), unas entradas netas en dudosos de -509M€, inmuebles incluidos, y un ratio de cobertura del 48,8% para dudosos y 54,2% para inmuebles (en el pasado ejercicio esta cobertura estaba en el 42,9%). La entidad parece haber puesto prioridad a estas coberturas y ha indicado que las plusvalías que se obtengan en este ejercicio se dedicarán a saneamientos, incluidos los 55M€ de las plusvalías que se obtendrán de la venta del negocio hotelero a Blackstone, que se está convirtiendo en el principal inversor en empresas del Ibex 35. Como a las personas de cierta edad se les toma con más frecuencia la presión, tendremos que acostumbrarnos a revisar los ratios de solvencia y liquidez de las entidades de un determinado tamaño, por si acaso. Sabadell presenta un CET 1 Fully-Loaded (ratio que contempla todas las exigencias) del 12,7% (12,0% en 2016) y prevé llegar al 13% en el momento en el que se lleve a cabo la venta de su negocio hotelero. En lo que respecta a la liquidez, el ratio préstamos/depósitos se mantiene en un razonable 104,5%. Por último, algo que desde hace unas semanas está preocupando y preocupará en especial a los bancos catalanes son los depósitos de la clientela que en el tercer trimestre han crecido en 4.273M€ ( 3,3%). Ojalá que estos números continúen creciendo. Supondría que hemos regresado rápido a la normalidad política que tanto necesita el negocio bancario. Pero a la hora que acabo este artículo todos los españoles estamos a la espera de que el Parlament de Cataluña acabe de perpetrar la felonía que lleva tanto tiempo preparando. En este sentido, el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, ha confirmado durante la presentación de los resultados, que el banco trasladará su Presidencia a Madrid. Ayer, lo hizo Pep Oliu en Valencia. Y más grave todavía, la entidad hará ajustes en riesgos y en comerciales dependiendo de lo que ocurra este viernes en Cataluña. Rodrigo de Silos [email protected]